Denuncian que 300 militares cubanos participan de decisiones estratégicas de la FAN

Foto Jorge Díaz

El dirigente nacional de Voluntad Popular y general en situación de retiro, Antonio Rivero, afirmó que de acuerdo con datos recabados durante su actividad dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) e informaciones obtenidas durante los últimos años, más de 300 efectivos de la Fuerza Armada Revolucionaria Cubana participan en la toma de decisiones estratégicas en materia de seguridad y defensa de la Nación, cuestiones que solo le competen a militares venezolanos.

Comunicaciones Voluntad Popular: Daniel Domínguez

“Esto representa literalmente un ejército de ocupación que atenta contra el clima de estabilidad regional, al conformar y organizar a la FANB con la participación de otra fuerza armada extranjera, en pleno conocimiento de los elementos que configuran nuestro sistema de  defensa nacional”, denunció Rivero.

El oficial retirado mostró fotografías en las que aparece un militar cubano de alto rango, Leonardo Arnoldo Valdés, junto a otros generales cubanos, revisando “cartas de situación”, que contienen información relativa a la organización y despliegue de efectivos militares para labores defensivas en el territorio nacional.

“Qué hace un oficial de la Fuerza Armada Cubana recibiendo esta información tan sensible. Aquí hay una transgresión total y absoluta a nuestra soberanía, que puede generar hasta situaciones de xenofobia y pérdida de la identidad nacional”, acusó.

Rivero aseguró que desde 1997 hasta nuestros días han ingresado 210.767 cubanos al país, tanto para el sector defensa como para el propio Poder Judicial.

“De esta cantidad el 83% permanece en el país durante un año o más. Para 2010, 92.700 laboraban en la administración pública, bien sea como asesores a nivel ejecutivo, directores o empleados, lo que representa un costo para el Estado venezolano de más de 120 millones de dólares, lo que incluye no solo su pago, cuyo 18% va al gobierno cubano, sino la utilización de recursos públicos para su alojamiento, traslado y hasta manutención”, describió.

Según los cálculos del dirigente de la tolda naranja, “cada cubano le cuesta al país 1.300 dólares mensuales, equivalente a más de 3 salarios mínimos en Venezuela, justo cuando el país enfrentan las consecuencias de una devaluación y otras fuertes medidas económicas (…) Por demás, se está reemplazando la mano de obra venezolana por la cubana. Hasta varias viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela se las han asignado a personal antillano”, acotó.

Rivero emplazó a los venezolanos a “desenmascarar esta situación y seguirla denunciando, porque se trata de una pérdida de la soberanía y un gasto público desmesurado que se malgasta cuando estamos al borde de una crisis económica”.

“Debemos hacer, con la fuerza de la voluntad popular, que el gobierno se rinda ante la República y la Constitución; estamos a merced de una fuerza militar extranjera y de un régimen que deteriora nuestra identidad nacional, ante el cual, sin caer en sentimientos xenofóbicos, debemos reaccionar”.

Recordó que en el pasado ha elevado parte de estas denuncias ante el Ministerio Público, cuya respuesta fue una investigación en su contra.