Abogados de cinco presos podrán visitar Guantánamo por primera vez

(Foto 20minutos.com)

El juez responsable de los tribunales de guerra de la Base Naval estadounidense en Guantánamo (Cuba), el coronel del Ejército James Pohl, ha firmado una orden por la que autoriza por primera vez que los abogados de varios presos allí confinados visiten las celdas de la prisión, reseña 20minutos.com

Será la primera ocasión en que los letrados puedan conocer las instalaciones en la que los presos han permanecido durante más de seis años, aunque sólo podrán estar allí doce horas, frente a las 48 que habían solicitado, según han informado los propios letrados.

El juez no ha permitido que su orden, dictada el martes pasado, se haga pública, pero los abogados han explicado que permite que hasta tres miembros de cada equipo legal visiten las celdas de la prisión, conocida como Campamento 7, entre las 6.00 y las 21.00 horas, con un máximo de doce horas de visita por cada equipo.

En una audiencia celebrada en enero, los abogados de la defensa habían solicitado poder visitar las celdas adyacentes a las de sus clientes durante 48 horas para poder evaluar sus condiciones carcelarias.
Cinco acusados por el 11-S

“Creo que es un paso en la dirección correcta”, ha afirmado el comandante de la Marina estadounidense Walter Ruiz, que defiende a Mustafá al Hawsawi, acusado de actuar como correo de Al Qaeda.

Sin embargo, el letrado ha subrayado que, para garantizar que los prisioneros están detenidos de acuerdo con las leyes de la guerra, necesitan realizar visitar periódicas a la prisión y tener acceso a los informes confidenciales que tienen los inspectores del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Los cinco acusados cuyos abogados podrán visitar las celdas del Campamento 7 son Jalid Sheij Mohamed, supuesto cerebro de los atentados del 11-S, y otros cuatro prisioneros acusados de financiar y entrenar a los terroristas que secuestraron los aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono en 2001.

Estos cinco presos están confinados en una zona separada del resto de reos, en un centro de detención de máxima seguridad reservado para los que han pasado por cárceles secretas de la CIA fuera de Estados Unidos.

Por lo general, los abogados se reúnen con sus clientes en unos contenedores, a los que los reos son llevados por guardias de seguridad.

La existencia del Campamento 7 no fue reconocida públicamente por Estados Unidos hasta más de un año después de que los detenidos por la CIA en el extranjero fueran trasladados a Guantánamo en 2006.
“Torturados”

Los abogados defensores mantienen que los cinco acusados fueron torturados en las cárceles secretas de la CIA.

Las malas condiciones carcelarias podrían suponer un factor que ayude a los abogados a evitar que sus clientes son condenados a la pena de muerte si son acusados de crímenes de guerra que incluyen atentado terrorista y secuestro y asesinato de 2.976 personas en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Los abogados han explicado que la orden del coronel Pohl les permitirá fotografiar y analizar todas las zonas de la prisión de Guantánamo a las que pueden ser llevados sus clientes, así como tomar notas durante la visita, aunque esas anotaciones debe tratarse como material altamente secreto y se someterán a una revisión de seguridad.

Los letrados no estarán autorizados a hablar con los guardias ni con ninguna otra persona que no sea su cliente. Los fiscales no se han opuesto a que los abogados defensores visiten la prisión pero han subrayado que una visita de 48 horas sería perturbadora para el penal.