Paraguay pide a Unasur respeto, pero ofrece seguridad a sus observadores

(foto archivo)

El presidente de Paraguay Federico Franco pidió a la Unasur que respete la soberanía de su país, aunque aseguró que garantizará la seguridad de sus observadores durante las presidenciales de abril, a quienes no invitó ni concedió inmunidad diplomática.

“Nosotros vamos a darles todas las garantías para que (sus observadores) puedan trasladarse dentro del territorio nacional con total seguridad”, precisó el jefe de Estado durante una conferencia de prensa al revelar una reunión privada que mantuvo con el enviado de Unasur, el peruano Salomón Lerner.

Sin embargo, Franco dijo haberle señalado al enviado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que Paraguay “reclama respeto como país libre y soberano”.

Paraguay fue excluido del bloque en junio del año pasado como consecuencia de la destitución del presidente Fernando Lugo mediante un juicio político que hizo el Congreso, que lo acusó de “mal desempeño en sus funciones”.

La sentencia fue calificada por la mayoría de los países de la Unasur como un “golpe parlamentario”.

Franco y los partidos representados en el Parlamento no aceptaron la resolución de la Unasur y denunciaron en foros internacionales “intromisión en los asuntos internos”.

El presidente Franco dijo confiar en Lerner para que garantice la ecuanimidad de la misión de observadores del bloque sudamericano, si bien otros portavoces del gobierno han señalado públicamente que estos llegarán al país “para enturbiar las elecciones”.

Al ser preguntado sobre si al final concedería la inmunidad diplomática solicitada por los observadores de la Unasur, Franco respondió que su gobierno “no tiene por qué cederle nada a nadie”.

A las elecciones presidenciales de abril acudirán unos 400 observadores extranjeros, según Ramírez Zambonini, el titular del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

El gobierno invitó y concedió inmunidades diplomáticas a los observadores de la Unión Europea, la OEA y el Centro Carter de Estados Unidos, entre otros.

Sin embargo, se negó a hacer lo mismo con la Unasur, a pesar de las intensas gestiones de la justicia electoral y la mediación de Lerner debido a su exclusión del bloque.

AFP