Catalán entregó a la comunidad el parque El Cigarral

Foto: Comunicaciones CUSA

En medio de globos, colchón inflable, carrito de perros calientes, cotillones para los más pequeños, música y otras sorpresas, fue entregado a la comunidad para su pleno disfrute, el parque El Cigarral, única área con la que cuentan los vecinos de La Boyera  para su esparcimiento y práctica de deportes.

Como fue denunciado, la obra ejecutada durante la pasada gestión gubernamental de la Alcaldía, se encontraba hasta hace poco totalmente deteriorada a causa del estado de abandono a la que se encontraba sometido debido a la negligente gestión de la actual alcaldesa del municipio El Hatillo.

Ante tal situación, el presidente de la Comisión de Urbanismo, Sanidad y Ambiente del Concejo de El Hatillo, concejal Hector Catalán, ofreció a la comunidad de La Boyera su recuperación, basado en el apoyo de personas amantes del municipio dispuestas a emprender en su compañía el rescate de las obras y servicios que se encuentran en similar situación a la que se evidenciaba en el parque El Cigarral.

“Es ésta solo una pequeña muestra de lo que estamos dispuesto a emprender quienes comparten el propósito de rescatar El Hatillo para el disfrute  y mejor funcionamiento de los servicios públicos en nuestro querido municipio” expresó el concejal Hector Catalán, quien se dispone participar en la venidera contienda electoral como aspirante a la  Alcaldía de esta jurisdicción del estado Miranda.

“Nosotros queremos demostrarle a los hatillanos con hechos, que el único interés que tenemos de llegar a la Alcaldía es rescatar al municipio con planes efectivos que nos ayuden a recuperar sus parques, plazas, vías y todas las áreas de esparcimiento público”, indicó Catalán, desde la entrada del parque, que fue reestructurado en cuatro semanas.

Los trabajos realizados están relacionados con el arreglo de la iluminación, mejoramiento fitosanitaria de la vegetación del lugar, reacondicionamiento del parque mecánico para el uso de los niños, reparación de los baños y caminería, así como pintura del salón de fiesta, que ameritaron una inversión superior a los 100 mil bolívares.

Comunicacionesa CUSA