Cocchiola: Al Gobierno no le interesa la salud del pueblo

ARCHIVO

En el año 2011, el Ministerio de Salud gastó Bs. 29.937.368.104,14, de los cuales la mitad fueron aprobados por el presupuesto ordinario y el resto a través de créditos adicionales. En el 2012, el mismo despacho tuvo la
oportunidad de gastar más 25. 6 millardos de bolívares, en la supuesta mejora del sistema de atención, de infraestructura sanitaria y hospitalaria del país.

La denuncia la hizo el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Miguel Cocchiola, miembro de la comisión de Desarrollo Social, quien lamentó que, en total “son más de 65 millardos de bolívares que esa cartera ha
recibido en dos año y todavía persiste la crisis en los hospitales, no hay insumos y los trabajadores siguen protestando porque no les pagan”.

Alarmado por esta situación, el parlamentario carabobeño, planteó la necesidad de llamar “con urgencia” a la titular del ministerio, Eugenia Sader, “aprovehando que antes del 5 de marzo, los ministros deben acudir a la Asamblea Nacional a presentar la memoria y cuenta del 2012. La ministra debe dar muchas explicaciones relacionadas con el paradero de los recursos, puesto que además del presupuesto ordinario, en el Parlamento hemos sido muy diligentes aprobando los créditos adicionales para el sector, bajo el entendido que se trata de
un área prioritaria, porque involucra la salud de los venezolanos, principalmente de los que menos tienen y que son los que visitan los hospitales públicos”.

Sin embargo, Miguel Cocchiola recordó que en “toda Venezuela se repite la misa historia de hospitales que no tienen camas, insumos básicos y ni hablar de equipos. Además, persisten las protestas de los trabajadores y nos reportan que la red de Barrio Adentro viene presentando una baja en la calidad y cantidad de atención de
pacientes”.

Dijo Cochhiola que “desde el Gobierno hacen un esfuerzo de propaganda para mostrar por los medios públicos que se inauguran hospitales y ambulatorios, pero la verdad es otra, puesto que, sin ir más lejos, en Carabobo, los principales centros de salud padecen una crisis sin precedentes, por escasez de medicinas, falta de camas, fallas en los equipos para la atención especializada y aún se sigue debiendo dinero a médicos, enfermeras y personal obrero de los distintos centros asistenciales”.

Estos hecho, a juicio del parlamentario carabobeño, “demuestran que al Gobierno no le interesa la salud del pueblo que dice defender, solamente por aferrarse al poder y estar al servicio de una ideología que ha traído más pobreza”.

Miguel Cocchiola hizo un llamado a sus colegas del Psuv, para que “pongan mano dura en el control de los recursos del Estado, principalmente los que se destinan al mejoramiento de la salud” y que dejen de “ser complacientes con funcionarios que han demostrado ineficiencia en su trabajo”.

Por otra parte, denunció que “el Gobierno ha llegado a tal descaro con la dilapidación de los recursos para la salud, que tiene deudas mil millonarias con las clínicas privadas, donde no pagan lo correspondiente al Seguro de HCM de los trabajadores públicos, lo cual también se suma a la crisis de salud, porque los empleados públicos no pueden contar, ni siquiera, con la atención que el patrono les debe, por que el Gobierno es mala paga”.

Prensa Miguel Cocchiola