El City se impuso al Chelsea

Foto: Reuters

El fútbol de ataque que desplegó hoy el Manchester City triunfó sobre el planteamiento algo más conservador del Chelsea gracias a los goles del marfileño Yaya Touré y el argentino Carlos Tévez en el segundo tiempo (2-0).

El también argentino Sergio “Kun” Agüero y el inglés Jack Rodwell pudieron haber ampliado la ventaja del los “citizens” ante un Chelsea que generó pocas oportunidades y falló la más clara, un penalti que el inglés Joe Hart detuvo a su compatriota Frank Lampard al arrancar la segunda mitad.

Los del español Rafa Benítez, que hoy dejó en el banquillo de inicio a Fernando Torres y apostó por el poderío físico del senegalés Demba Ba en el ataque, ven peligrar su tercer puesto en la liga con la derrota.

Los “blues” pasarán a ocupar la cuarta plaza si este lunes el Tottenham del portugués André Villas-Boas se impone al West Ham, mientras que los “citizens” de Roberto Mancini mantienen con los tres puntos logrados en el Etihad esta tarde los doce de diferencia respecto al Manchester United, líder de la Premier.

Ataviado con una máscara facial para proteger su nariz rota, Demba Ba, llamado a cubrir el hueco que dejó en el Chelsea el marfileño Didier Drogba la temporada pasada, propició justo después del descanso la ocasión más clara de los “blues”.

El senegalés controló un balón en el interior del área y cayó derribado por Hart, según la interpretación del árbitro, que no dudó en ceder el balón al inglés Frank Lampard para que lo plantara en los once metros y pusiera a prueba al guardameta inglés.

El portero titular de la selección de Inglaterra conoce bien a Lampard y no dudó en estirarse hacia su derecha para detener el tiro seco, pegado al palo, que había lanzado el centrocampista del Chelsea, que desaprovechaba así la opción más clara de los de Benítez en el partido.

Los “blues” perdonaban desde el punto de penalti y, apenas siete minutos después, eran los “citizens” quienes daban el primer golpe de autoridad en el encuentro gracias a la inspiración del marfileño Yaya Touré.

En el minuto 63, el español David Silva alcanzó la línea de fondo, se giró sobre sí mismo y vio desmarcado a Touré, que recibió el pase hacia atrás del canario y burló hasta a tres defensas en el interior del área antes de lanzar un tiro raso, por la izquierda del portero Petr Cech, para anotar el primer gol del partido.

Con el encuentro prácticamente finalizado, Tévez recibió un balón en las inmediaciones del área de Cech y descerrajo un tiro hacia la izquierda que dejó sin recursos al guardameta checo y supuso el definitivo 2-0 para el City.

También hoy, en un encuentro de vital importancia en la parte baja de la tabla de la liga inglesa, el Newcastle logró solventar el duelo en casa ante el Southampton con un 4-2.

El francés Moussa Sissokó, el senegalés Papiss Cissé, el también francés Yohan Cabaye, de penalti, y el holandés Jos Hooiveld, en propia puerta, marcaron los goles que alzaron al Newcastle hasta la décima cuarta posición, a seis puntos del descenso.

Tres puntos por debajo, el Southampton no pudo hacer valer los tantos del francés Morgan Schneiderlin y el inglés Rickie Lambert para llevarse el partido.

El “Spanish” Swansea, por su parte, no participó este fin de semana en la Premier League al tener apuntada previamente en la agenda una cita con la historia.

Los del danés Michael Laudrup levantaron el primer trofeo que gana el club galés en sus cien años de vida al vapulear en Wembley a un cuarta división, el Bradford, que se llevó un 5-0.

El español Miguel Pérez “Michu”, tercer máximo goleador de la liga inglesa con 15 tantos, contribuyó esta tarde con un gol, el segundo de su equipo, a la victoria de los “swans”.

El inglés Nathan Dyer y el canadiense nacionalizado neerlandés Jonathan de Guzmán, con sendos dobletes, completaron el marcador de esta tarde en Wembley.

EFE