Tips para elegir a la mascota ideal

Publicado en: Curiosidades, Titulares

Si creías que perros, gatos, peces y pájaros no tenían secretos que pudieran alterar tu vida, leé esta nota con atención. Son domésticos, es cierto, pero tienen sus necesidades, caprichos y cuidados que recaerán en vos. Así que, antes de comprarte la correa, fijate si estás dispuesta a darle a tu mascota todo lo que realmente necesita para vivir bien.

Revistamaru.com

Gatos

Su longevidad depende del aspecto nutricional, genético y el control sanitario que tenga el animal, pero pueden vivir entre 10 y 20 años.
Se trata de animales carnívoros y requieren mucha proteína, por lo que tenés que comprarles un alimento balanceado especial para felinos. Como comen entre diez y veinte veces por día, de a pequeñas cantidades, dejales el platito ahí y que ellos picoteen.
Igual que a los perros, hay que desparasitarlos y vacunarlos según la indicación del veterinario.
También hay que procurarles diferentes cuidados de su higiene (los mismos que a los perros).
A diferencia de los perros, son animales solitarios e independientes, por lo que si no estás mucho tiempo en tu casa, inclinate por los gatos que se la aguantan solitos.
Si los crías correctamente y los socializás desde pequeños, se llevan de diez con los chicos.

Perros

Según la raza, pueden acompañarte más o menos tiempo, dependerá del estado de salud, nutricional y si están o no castrados. Además, el tamaño importa: los de menor tamaño viven más y los más grandotes, menos. Las razas grandes entran en la vejez desde los 8 años; los de razas más chicas, desde los 11.
Por suerte, desde hace un tiempo existen los alimentos balanceados, que te evitan tener que cocinarle al perro.
Pero hay que saber elegir bien. Inclinate por un producto de calidad, que se adapte a las necesidades de tu mascota. Para eso tenés que tener en cuenta su tamaño, pelaje, si es cachorro o adulto, si es hembra gestante, si está lactando, si ya está senil, si hace mucha actividad física, etc. Tu veterinario te va a saber asesorar.
Acordate de alimentarlo de cuatro a seis veces al día cuando son cachorros y dos veces cuando son adultos.
Hay que desparasitarlos y vacunarlos durante los primeros meses de vida, según la frecuencia que indique el médico. Luego hay que respetar su calendario de vacunación, que se repite anualmente.
Requiere cuidados varios: cepillado, baño, higiene bucal, corte de uñas, limpieza de ojos y orejas y, según la raza, corte de pelo.
Son mamíferos sociales, gregarios y desean vivir en grupos, en compañía de otros perros o de humanos, a quienes consideran parte de su manada. Por eso, sufren si se quedan solos mucho tiempo y lo manifiestan con ladridos, destrozos, gemidos, aullidos y más.
Para que se lleven bien con los nenes, debés socializarlos desde cachorros.

Pájaros

El promedio de vida depende del animal que elijas. Por ejemplo, un canario dura 15 años; un loro, 50; un guacamayo, hasta 70 o 100.
Se alimentan con mezcla de semillas, frutas y verduras y harinados.
Cuidados: la jaula debe mantenerse en excelentes condiciones sanitarias. Para eso hay que lavarla todos los días, igual que su comedero y bebedero. Además, es necesario que sea espaciosa y confortable para que puedan realizar su vuelo.
El manejo de estos animales debe ser cuidadoso, para no correr el riesgo de lastimarles el ala o la cola.
Son altamente dependientes. A modo de ejemplo, hay que protegerlos mucho del frío y del calor excesivo. Así que no podés irte mucho tiempo de casa porque si cambia el clima, tenés que correr a acondicionarlos bien.Son delicados, por lo que se enferman bastante. Entre las enfermedades más comunes están las del tracto respiratorio y digestivo.
Se relacionan bien con los niños, porque suelen tener poco contacto, excepto los loros que son peligrosos por sus picos y uñas.

Peces

El promedio de vida depende de la especie que elijas. Preguntá antes de comprar.
Tenés que darles alimento balanceado, entre una y dos veces por día.
Además, hay que mantener controladas las condiciones de agua, temperatura y oxigenación de la pecera (que debe ser lo suficientemente grande).
La buena es que son totalmente independientes y hasta existen comederos automáticos semanales, así que te podés ir de viaje sin necesidad de dejarle las llaves a alguien.
Si los mantenés en buenas condiciones, no se enferman.
Son animales con poco riesgo -ideales para los chicos-, excepto por el acuario, que debe estar colocado en un lugar seguro para que no se produzca un accidente.

Comments are closed.