De Grazia denuncia terrorismo judicial contra mineros

El diputado a la Asamblea Nacional y miembro de la comisión permanente de Energía, Minas y Petróleo, Américo De Grazia, denunció el nuevo procedimiento del Plan Caura, “terrorismo judicial”que viven los trabajadores de la pequeña minería en el estado Bolívar comandado por el General Clíver Alcalá.

De Grazia informó que el pasado sábado 23 de febrero entre las nueve y diez de la noche en uno de los tribunales de Puerto Ordaz, fueron enjuiciado ocho mineros de Tumeremo, a quienes trasladaron simultáneamente a la cárcel de Vista Hermosa, aplicándoles todo el peso y vigor del decreto de la nacionalización del oro. “Uno de los privados de libertad, Javier Palma, joven de escasos 30 años de edad, de clase humildad y trabajadora, fue inducido a juicio por ser taxista, es decir, por el hecho de haber transportado a los trabajadores de la minería artesanal aplicándosele el decreto 8413”.

Asimismo, el parlamentario por la alternativa democrática indicó que “el régimen” busca criminalizar todas las actividades paralelas al trabajo minero, llámese insumos o servicios, “los hoy imputados no fueron detenidos en la práctica de la minería, sino con el servicio de transporte, poniendo en evidencia una vez más la forma en la que está siendo procesada toda actividad minera y todo trabajo comercial que tenga que ver con el empleo económico más importante en el estado Bolívar”.

Américo De Grazia comunicó que ya son 12 trabajadores de la pequeña minería quienes se encuentran presos, los cuatro ciudadanos de El Supamo, purgan una condena de 10 años cada uno. “A nuestro juicio están utilizando el Poder Judicial no como un Poder paralelo, sino como una oficina al servicio de la represión del régimen y del gobierno, para ello trabajan en conjunto
Defensores del Pueblo, Fiscales del Ministerio Público, Jueces, carceleros, Fuerza Armada Nacional en cualquiera de sus modalidades, llámese reservistas, marina, ejército, aviación; etc, todos trabajan en línea, en función de un solo objetivo, que no es más que despejar todas las áreas de la minería artesanal tradicional en Venezuela y en Guayana específicamente, para entregársela saneadas al nuevo imperialismo chino que se ha instaurado e instalado en la entidad bolivarense”.

El también abanderado por La Causa R, aseveró que los casos de ataques contra trabajadores de la pequeña minería serán llevados a organizaciones no gubernamentales como
Provea, igualmente se exigirá a la comisión permanente de Energía, Minas y Petróleo de la Asamblea Nacional, asuntos penitenciarios, asuntos sociales y delegación de La Familia del Parlamento venezolano, que se discuta y ofrezcan soluciones óptimas e inmediatas a mas de 200 mil familias, es decir, mas de un millón de personas que a diario sobreviven a vejaciones y maltratos por parte de los que deben velar por resguardar la seguridad e integridad de cada ciudadano.

Por último , Américo De Grazia dijo que no descarta la idea que una vez que el Plan Caura acabe con los mineros criollos, ataquen las zonas indígenas, “esas con las que no han podido por mantenerse unidas y firmes al momento de proteger las tierras que por años de historia les han pertenecido y hoy por medio de decretos que van contra la soberanía venezolana, pretenden dar por medio del
necolonialismo a los chino, modalidad ejecutada por Clíver Alcalá”.