Diez “horrores” de la noche de los Oscar (Fotos)

De los volúmenes de Kardashian a los pies gigantes de Jim Carrey, pasando por el escote-nalga de Heidi Klum. abc.es

De blanco no, Kim

A Kim Kardashian le aconsejó su peor amiga sobre cómo ir vestida a la fiesta que Elton John celebró paralelamente a la ceremonia de los Oscar. Y así se plantó ella, de blanco, el color que potencia todo lo potenciable y que resaltaba sus espaldas y su pecho de forma escandalosa y poco favorecedora. Ella posaba muy digna, eso sí…

(foto Reuters)

El peor escote

Si lo que quería Heidi Klum era tener su momento de protagonismo en la gran noche del cine de Hollywood, lo consiguió seguro con este lángido y desproporcionado escote, que más bien nos recordaba la imagen de unas nalgas. Terrible e innecesario.

(foto Reuters)

Los andamios de Paz

Paz Vega también estuvo en la «otra» fiesta de los Oscar. La actriz sevillana combinó su precioso vestido blanco de Stéphane Rolland con estas llamativas plataformas de color oro y beig. Su propio homenaje a Herman Munster…

(foto Reuters)

Los pies XXL de Carrey

El actor cómico Jim Carrey es un experto en quedarse con todo el mundo. Pero es la primera vez que sus muecas imposibles quedan eclipsadas por estos zapatos que simulan a la perfección unos pies gigantes y que bien podrían formar parte de una instalación de ARCO. Genio y figura.

(foto AFP)

La aparición

La diseñadora estadounidense Vera Wang tuvo que pasar dos veces por el photocall de la fiesta de Vanity Fair para que los fotógrafos se percataran de su presencia. Su extremada delgadez, y la languidez de su vestido y su melena le convirtieron en algo asó como una presencia fantasmagórica sobre la alfombra.

(foto Reuters)

Las manos de Miley

Miley Cyrus también acudió a la fiesta de Elton John y nos deleitó sobre la alfombra con el lamentable estado de sus manos, que no corresponden a la de una joven de 20 años. Hay que decir que la manicura de «bruja» tampoco ayudaba…

(foto Reuters)

Por la raja de tu falda

La bella actriz de «Skyfall», Naomie Harris, se pasó un poco con la abertura de su vestido y se las vio y se las deseó para que sus encantos no quedaran al descubierto. Fue algo así como el escote de Heidi, pero en versión piernas.

(foto AFP)

El vestido-hule

Tremendo el estilismo de Sunrise Coigney, esposa del actor Mark Ruffalo, quien, por cierto, ha ganado unos «kilitos» últimamente. ¿No parece un hule de esos que utilizamos para no mojar ni estropear la mesa cuando comemos? El bolso azulón era para que no nos fijáramos en el desafortunado diseño, eso seguro.

(foto Reuters)

Las ojeras de Kristen

Kristen Stewart debe de echar mucho de menos a su personaje de «Crepúsculo», Bella, porque apareció con un look de lo más vampírico sobre la alfombra roja. ¿Había dormido mal? Esas ojeras son un lujo que ninguna actriz puede permitirse en Hollywood…

(foto Reuters)

Estilismo imposible

De esta guisa se presentó Faye Dunaway en la post party de Vanity Fair. Manoletinas con guantes. Capa y melena suelta… Un poema

(foto AFP)