Gustavo Coronel: Un Oscar para Hugo

La entrega del Oscar en Hollywood a grandes actores, directores y fotógrafos olvidó a un actor latinoamericano cuyas interpretaciones merecen un Oscar especial, tal como se le ha dado en el pasado a algunos astros y astras (?) de la pantalla tales como Shirley Temple, Gene Kelly o Bob Hope. Olvidaron a Hugo Chávez, uno de los mejores actores cómicos y dramáticos de la gran pantalla, cantante, bailarín, declamador,en fin, pantallero como él solo.

Quien no lo recuerda en : “Nido de Ratas”, un film sobre sus experiencias de joven conspirador en la Escuela Militar?

O en su extraordinaria actuación como el líder cobarde en “El Golpe”, en febrero de 1992?

En “Horizontes Perdidos” hace el papel del presidente que traicionó todas sus promesas electorales para convertirse en un Cipriano Castro cualquiera.

“Casablanca” cuenta la historia de como trató y nunca pudo ser invitado a hablar con el presidente del imperio.

En “Lo que el viento se llevó” se narra la eliminación del Congreso Nacional en 1999 y su reemplazo por una Constituyente integrada por sus seguidores, la cual aprobó un mamotreto constitucional de 350 artículos, muchos de los cuales violó sistematicamente después de ser aprobados.

“El Padrino” narra la conmovedora historia de la familia Chavione y de como como ha protegido a sus ahijados de América Latina, el cocalero Evo Morales, el pichón desátrapa Rafaél Correa, el peófilo Daniél Ortega y a sus aliados de las FARC, incorporando el floreciente tráfico de drogas a la decaída cartera de exportaciones del país.

En “Psicosis” y en “Tuyo es mi corazón” se describe la relación sado-masoquista mediante la cual Hugo pasa a ser un instrumento de Fidel Castro, quien lo maneja a placer de ambos.

“La gata sobre el tejado de Zinc” es una conmovedora película sobre su enfermedad, que si se subió al tejado, que si se resbaló feo , que si cayó bien, que no le pasa nada, que perdió el maullido. En la nueva version de “Volando hacia Rio” se describen los numerosos viajes que hace Hugo a La Habana, a pedir consejo dicen unos o a pedir pista, segun otros.

“La ventana indiscreta” es un drama psicológico en el cual se investiga la capacidad de un televisor de espiar a la familia que lo posee. Allí actuó Hugo como actor de reparto, porque el protagonista fue Pedro Carreño.

“El Dictador”, un remake del film de Charles Chaplin, narra el ascenso político de Hugo Chávez, el cual llega a su cúspide cuando modifica la constitución para ser-elegido indefinidamente y cuando assume el control de la OEA a punta de petróleo.

“Con la muerte en los talones” conocida en USA como “North by Northwest” describe la enfermedad del caudillo y sus angustiosas desapariciones en Cuba.

En “Que pasó con Baby Jane” Hugo Chávez hace el papel de un inválido relegado a la humillación por un sádico pervertido llamado Diosdado.

“El tranvía llamado deseo” describe la incontrollable pasión de Hugo por Iris Varela.

En “Los Pájaros” se describen las reuniones del ALBA y de PetroCaribe presididas por Hugo

“Espartaco” narra la contienda entre Pancho Arias Cárdenas (el esclavo rebelde) y Hugo (el General Marco) , en la cual Arias Cárdenas termina crucificado primero y luego resucita para convertirse en embajador de Hugo en la ONU.

“La Quimera del Oro” es la historia de los yacimientos de Las Cristinas y de su manoseo por Raimundo y todo el mundo, sin que salga ni un gramo del metal. Como en el cuento del pescado podrido margariteño (se los cuento en otra oportunidad) , esa mina no es para producirla sino para hacer negocio

“Mary Poppins” es la conmovedora historia de la dulce Desiré Santos Amaral, una de las odaliscas de Hugo Chávez. En esa película es notable la escena donde Desiré grita: “…porque no nos da la gaaaaana!!!”.

“Luces de la ciudad” nos trae la dramática historia de Corpoelec y de su destrucción a manos de uno de los Chávez y del experto en demoliciones, Alí Rodríguez Araque.

“El bueno, el feo y el malo” es una película de las llamadas “spaguettis del oeste” en la cual se narra la historia de la pugna religiosa venezolana entre Urosa, Chávez y Moronta, en ese mismo órden.

“El hombre que sabía demasiado” es realmente la historia de Carlos Andrés, pero con actuación de Hugo como el villano que trata de matarlo.

“De aquí a la eternidad”, los días de Hugo en el hospital militar