Más de 250 mujeres y niñas fueron asesinadas en Argentina durante 2012

Foto: Archivo

En 2012, 255 mujeres y niñas fueron asesinadas en Argentina, un promedio de cinco femicidios por semana, según un informe divulgado este lunes por la organización no gubernamental Casa del Encuentro.

“Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2012 se produjeron 255 femicidios de mujeres y niñas”, revela un informe de la entidad realizado con información publicada por las tres agencias informativas locales y 120 diarios de todo el país.

De acuerdo al estudio, el 63% de las víctimas fue ultimada por su esposo, amante, novio o expareja.

El impacto social de la violencia de género dejó el año pasado 357 huérfanos, de los cuales 248 son menores de edad.

Si se compara con 2011, el número de víctimas disminuyó un 10%, pasando de 285 a 255, pero los datos no pueden tomarse como una tendencia todavía, dado que en el primer mes de 2013 los asesinatos de mujeres como consecuencia de la violencia de género ascendieron a 26.

En 2011, la cifra había crecido 8% en relación al año anterior.

El informe del Observatorio de Femicidios de la Casa del Encuentro precisa además que del total de víctimas del año pasado, 5 estaban embarazadas, 26 presentaban indicios de abuso sexual y 25 habían sido denunciadas como desaparecidas por sus familiares.

Una de las formas más brutales de violencia de género surgió en los últimos años en el país y es el ataque con fuego.

Los femicidios con fuego totalizaron 11 en 2010, 29 en 2011, 19 en 2012 y 3 sólo en enero pasado.

Ante el crecimiento de estos casos, el Congreso argentino aprobó en noviembre pasado la pena de reclusión perpetua por femicidio.

La condena por este delito es superior a la que se aplica por otros casos de homicidio, que va de 8 a 25 años de cárcel.

Entre los últimos casos que conmovieron al país, a fines de 1012 un policía mató de un tiro de escopeta a su expareja mientras ella lo denunciaba en el interior de la Comisaría de la Mujer de la ciudad de Puerto Iguazú (noreste) por agresiones y amenazas.

AFP