Sicarios asesinan a tres hombres en licorería del Zulia

(Foto La Verdad)

La muerte por encargo sorprende nuevamente a los habitantes del municipio Miranda. En esta ocasión, sujetos a bordo de un vehículo sorprendieron a un grupo de personas y asesinaron a tres hombres, relata el diario La Verdad.

La tragedia se suscitó en la licorería Yoalí, ubicada en el sector Ancón de Iturre de la parroquia San José, en el municipio Miranda, alrededor de las 8.30 de la noche. En el establecimiento permanecían aproximadamente 30 personas cuando un vehículo, descrito por algunos testigos como una camioneta Avalanch color blanco, se aproximó al lugar y, sin que se bajara ninguno de sus dos ocupantes, propinaron una ráfaga de disparos.

El pánico se apoderó de los presentes y todos emprendieron la huida para salvaguardarse de las balas. Sin embargo, Armando del Carmen Perozo (37), su primo Juan Luis Rodríguez (28) y Gerardo Antonio Suárez Yoris (21) no corrieron con suerte y recibieron impactos de bala que les generaron la muerte en el acto.

De acuerdo a algunos testigos, Perozo y Rodríguez compartían juntos en el establecimiento. Rodríguez, quien se disponía a jugar dominó, fue el primero en caer al recibir un certero disparo en la cabeza, mientras que Perozo, al ver el caos, intentó huir a través de un callejón. Sus esfuerzos fueron infructíferos, pues otra serie de detonaciones alcanzó la zona por donde pretendía correr y los proyectiles se alojaron en su espalda.

“Gerardo no estaba con los dos hombres que también murieron. Él estaba con mi otro hermano compartiendo y, cuando ya iban de salida, pasó todo. Le dieron un tiro en el torso, a la altura de las costillas y la bala no le salió, por lo que se desangró y murió”, relató Jeraldin Suárez, hermana de una de las víctimas.

Según explicó la mujer, su allegado se encontraba en su casa, ubicada en el sector Las Bajaditas, vía a Quisiro y a las 6.00 de la tarde salió con Sandy Torres (cuñado) para revisar una moto que acababa de comprar. Acordaron ir al lugar de la tragedia para compartir unos tragos y, saliendo de allí, se produjo el hecho. El acompañante terminó herido en la pierna.

Marcos Valbuena, hermano de Armando Perozo, relató que su hermano acostumbraba a ir al lugar a tomar licor. Era pescador y, algunas veces, también realizaba labores como obrero. Juan Luis también era pescador y solía realizar labores con su primo. Pidió a las autoridades que investiguen a fondo lo sucedido y se castigue a los culpables.

En el lugar del hecho se recolectaron casquillos de pistolas 9 milímetros. Algunos testigos señalaron que Armando Perozo estaba inmerso en negocios ilícitos y tenía enemigos. Aunque aún esta hipótesis no ha sido comprobada, se investiga el ajuste de cuentas como móvil del hecho.