Consideran que “paquetazo rojo” es producto de la regaladera de dinero a otros países

(Foto Nota de Prensa)

Activistas y dirigentes regionales de Voluntad Popular explicaron a consumidores de mercados populares de todo el país el impacto negativo del “paquetazo rojo” impuesto por el actual tren ejecutivo, que comenzó con una devaluación del bolívar en casi 50%, la cual reduce a la mitad el salario de los venezolanos.

“Les explicamos a los bolivarenses que los motivos por los cuales devaluaron la moneda son porque el presidente Chávez y su equipo se gastaron los reales del país en la campaña para el 7 de octubre, y el resultado de ese despilfarro económico es que ahora todo nos cuesta más caro y son cada día menos los productos que podemos llevar a nuestro hogar”, argumentó desde el mercado de Unare de Ciudad Guayana, el dirigente regional de la tolda naranja, Vito Habib.

“Los excesos y la regaladera de dinero ya están causando los efectos que se esperaban. Ahora para darles a Bolivia, Nicaragua y Cuba, tienen que sacarles la quincena al bolsillo de los venezolanos”, señaló el responsable regional de Voluntad Popular en el estado Nueva Esparta, Juan Bautista Mata, desde un popular automercado del municipio Mariño de la entidad insular.

“Es inconcebible que en Venezuela cuando tenemos un barril de petróleo en más de 100 dólares, se deprecie nuestra moneda. Desde nuestra organización lo reprochamos rotundamente, porque afecta a las personas que menos ingresos tienen”, enfatizó el concejal del municipio Los Salias del estado Miranda y responsable de la tolda naranja en la localidad, Tirso Flores.

Los dirigentes consideraron que ante esta nueva arremetida contra los ya menguados ingresos de los venezolanos, es hora de que el gobierno se dedique a resolver los problemas de los venezolanos en vez de seguir montando “ollas” y “shows” para perseguir a la disidencia política, por lo que encontrarán a Voluntad Popular en la calle denunciando la irresponsabilidad de los “usurpadores” y acompañando las luchas del pueblo por la conquista de sus derechos.

La actividad fue replicada en la Gran Caracas y los 24 estados del país, con presencia de dirigentes y activistas nacionales, regionales y locales de la tolda naranja.