La dieta “milagro”

Después de una década de búsqueda y testeos en sí mismo, el estadounidense Timothy Ferriss asegura haber encontrado los secretos para bajar 10 kilos en un mes.

Publimetro.cl

Basado en estudios diversos y con la colaboración de médicos, científicos de la NASA, atletas olímpicos y otros especialistas, Ferriss dice en su libro que hay 5 reglas básicas para deshacerse de los kilos extra, según resume el sitio cuchareando.cl:

1. No comer carbohidratos blancos. Es decir, olvidarse de las pastas, el arroz, el pan, los cereales, las papas, los panqueques y las frituras. A pesar de que muchos nutricionistas aseguran que no es saludable dejar de ingerir carbohidratos, Ferris postula que “el dióxido de cloro, una de las sustancias químicas empleadas para blanquear la harina, se combina con las proteínas residuales de la mayoría de estos alimentos para formar el aloxano, algo que los investigadores usan en las ratas para provocar diabetes”.

2. Repetir siempre las mismas comidas. Ferriss concluyó que las personas que tienen éxito en las dietas varían muy poco su menú. Por eso, propone clasificar los alimentos en: proteínas (clara de huevo, pechugas o trutro de pollo, ternera, pescado, cerdo); legumbres (lentejas, porotos, soya), y verduras (espinacas, brócoli, espárragos, arvejas y chucrut). Así, poner en cada plato que nos preparemos una pequeña porción de cada grupo.

3. No ingerir azúcar ni leche. Si bien la mayoría de los médicos dice que la leche es recomendable por su aporte de calcio, Ferris asegura que no hay que consumirla en caso de querer perder peso. Según él, sólo se debe tomar agua o infusiones sin azúcar y tampoco edulcorantes.

4. Evitar la fruta. El autor asegura que el azúcar asociado a la fruta (la fructosa) es uno de los factores que nos hace engordar sin darnos cuenta. La mayoría de los especialistas, sin embargo, recomienda al menos una porción de fruta al día.

5. Darse un día de descanso. Asimismo, el autor plantea la necesidad de darse un día de descanso en la dieta comiendo todo lo que uno quiera sin límites. La razón es que “estos tremendos aumentos puntuales en el consumo de calorías una vez por semana potencian la pérdida de grasa asegurando que tu índice metabólico no se ralentiza debido a una restricción prolongada de calorías”.