Los “smartphones” son una llave de acceso a las ciudades inteligentes

Los “smartphones” son la llave de acceso a las denominadas ciudades inteligentes, de las que España cuenta con una treintena.

Así lo declaró hoy la vicepresidenta de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), Concepción Gamarra, durante una conferencia sobre dicho tema en el Congreso Mundial del Móvil (MWC, en sus siglas en inglés), que se celebra en Barcelona (noreste de España).

EFE

Las aplicaciones móviles (apps), por su parte, son las herramientas con las que las corporaciones locales pueden canalizar sus servicios hacia la ciudadanía y desarrollar sus estrategias más innovadoras para convertirse en una auténtica “smart city”.

El director general de Red.es, Borja Adsuara, incidió en la importancia que tienen las apps municipales como vehículo y enlace directo entre la Administración y los ciudadanos, de modo que éstos pueden interactuar en tiempo real con sus ayuntamientos.

Gamarra y Adsuara inauguraron la conferencia con el título “Tecnologías móviles para la ciudad inteligente”, organizada por RECI y Red.es con el fin de dar a conocer aplicaciones que están actualmente funcionando con éxito en el ámbito de las ciudades inteligentes “smart cities” en España.

Una de esas aplicaciones es Valencia Aumentada, desarrollada por el Ayuntamiento de Valencia (este), que a través de un “smartphone” con GPS y conexión a Internet permite informar en tiempo real de los equipamientos y servicios municipales existentes en la ciudad en el entorno en el que se encuentra el ciudadano.

La otra aplicación, denominada SmartSantanderRA, basada en tecnología de realidad aumentada, ofrece información turística, cultural, de tráfico, comercio, transporte y ocio de cerca de 3.000 puntos de interés a vecinos y visitantes.

La Red Española de Ciudades Inteligentes se constituyó en junio de 2012 con el objetivo de intercambiar experiencias y trabajar conjuntamente para desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.