MacFarlane descartó volver al Óscar

El presentador del Óscar Seth MacFarlane dijo este martes que “de ninguna manera” volverá a animar la gala mayor de la industria del cine, una ceremonia acusada este año de “ofensiva” y “aburrida” a pesar de haber aumentado significativamente su audiencia.

McFarlane dijo haber disfrutado su papel de anfitrión en la 85a entrega de Premios de la Academia el domingo, más allá de las críticas en los medios por sus chistes sobre los senos de las actrices y los judíos en Hollywood, por los que fue tildado de sexista y racista.

“De ninguna manera. Fue muy divertido hacerlo, de todos modos”, dijo cuando un usuario de Twitter le preguntó si volvería a animar los Óscar en caso de que se lo pidan.

El creador de las series animadas “Padre de Familia” y “American Dad” dirigió además la taquillera comedia “Ted” sobre un oso de peluche malhablado y marihuanero.

La elección de MacFarlane como anfitrión de los Óscar fue vista como un esfuerzo por parte de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas por atraer a los jóvenes a un programa muchas veces considerado aburrido.

Y, a pesar de las críticas, el objetivo parece estar cumplido: la audiencia del show aumentó 11% en Estados Unidos entre las personas de 18 a 49 años con respecto al año pasado, según la firma de análisis de medios Nielsen.

Publicistas y canales de televisión cortejan en particular a este segmento, porque es el que menos ve televisión y el más difícil de alcanzar.

En particular, la audiencia de personas de ambos sexos de 18 a 34 años aumentó 20%; mientras la de hombres aumentó 34% en esa misma franja etaria.

Unos 40,3 millones de estadounidenses vieron el programa de los Óscar, lo que representa un aumento de 2,4 en la población general.

“Mi gato dijo que el show salió bien”, escribió MacFarlane en su primer tuit después de la gala en el Teatro Dolby en Hollywood, donde triunfaron el thriller “Argo” y la fantasía en 3D “Life of Pi”.

El show de los Óscar con más audiencia de la historia, desde que se comenzó a registrar el “rating” en 1974, fue el de 1998, cuando 55,25 millones de personas vieron a “Titanic” ganar un récord aún incontestado de 11 estatuillas.

AFP