Nueva York podría tener su primer alcalde latino

Archivo

Adolfo Carrión, expresidente del barrio del Bronx, anunciará hoy su candidatura para intentar ser el primer alcalde latino de Nueva York, con una campaña independiente que busca recuperar la confianza en las instituciones frente a la “parálisis” creada por demócratas y republicanos.

Carrión, de 52 años y que ha hecho su carrera política con el Partido Demócrata, se presentará como candidato por el Partido Independiente en lo que supone un “riesgo político” para él, según explicó hoy en una entrevista con Efe.

Hijo de emigrantes puertorriqueños que llegaron a Nueva York en la década de los cincuenta, Carrión presentará su candidatura en un acto que se celebrará esta tarde como una alternativa a la “parálisis” que cree que ha generado la creciente brecha entre demócratas y republicanos, tanto a nivel local como nacional.

A pesar de que algunos de sus posibles rivales son muy bien conocidos en la política local, el único candidato latino se muestra confiado en la experiencia que ha adquirido como concejal, presidente de El Bronx, director de la Oficina de Asuntos Urbanos de la Casa Blanca durante el primer Gobierno de Barack Obama y de la oficina regional de Vivienda federal para el área de Nueva York.

Carrión recalcó que la elección de noviembre próximo es una oportunidad para la comunidad latina de tomar por primera vez las riendas de la ciudad, donde es el 29 % de una población total de 8,2 millones de personas.

“Creo que mi experiencia ofrece mucho en esa vía y para los hispanos es un momento de unirse como pueblo para ser el líder de la ciudad y en el futuro, de la nación”, argumentó.

Sin embargo, subrayó que no se presenta bajo una etiqueta exclusivamente cultural o étnica. “Lo que pide el público, no solo los latinos, sino todos los grupos de todas las razas y religiones, son resultados y liderazgo independiente”, insistió.

El actual alcalde, Michael Bloomberg, se presentó en 2001 y 2005 como republicano pero apoyado por el Partido Independiente, pero eligió optar por esta última formación exclusivamente en los comicios de 2009.

Carrión intentó inscribirse en esta tendencia reciente de los neoyorquinos a favor de los políticos independientes y recordó que en los últimos comicios locales de 2009 sólo votó un 29 % del censo de la ciudad, por lo que aseguró que intentará entusiasmar al electorado con una propuesta distinta.

El político latino deberá enfrentarse a una difícil competencia para lograr la Alcaldía, si bien el proceso de elecciones primarias desbrozará el abanico de posibles rivales en los dos grandes partidos.

Por el lado demócrata, aspiran a la candidatura la actual presidenta del concejo municipal, Christine Quinn (favorita por ahora en los sondeos), el Defensor del Pueblo municipal, Bill de Blasio, y el exfiscal de cuentas de la ciudad Bill Thompson (derrotado por Bloomberg en 2009).

En el frente republicano, el principal aspirante es Joseph Lhota, quien estuvo al frente de la Autoridad Metropolitana de Transportes (MTA) hasta que dejó el cargo en diciembre pasado para concurrir a las elecciones. EFE