Proponen nuevas fórmulas para el amor: ¿Has pensado en tu mejor amigo?

No conocemos el secreto para que una relación de pareja funcione. Generalmente chica conoce chico, se enamoran, inician una relación, se desenamoran y la pareja se rompe. Las rupturas sentimentales están a la orden del día, lo que nos hace pensar que algo estamos haciendo mal en el amor y que, tal vez, el modelo tradicional de pareja ya no funciona. Así que habrá que buscar otras fórmulas; ¿has pensado en tu mejor amigo?

Texto diario FEMENINO

Amor o amistad

Si eres de las que se deja llevar por el corazón, obviando lo que te dice la razón, seguramente habrás sufrido ya unos cuantos desengaños amorosos y varias relaciones frustradas. Puede que sea el momento de empezar a amar con inteligencia y conocer otro tipo de relaciones de pareja más duraderas. Una opción a tener en cuenta es una relación liberal, donde ambos tendréis el espacio necesario para seguir desarrollando vuestra personalidad de forma individual.

Pero si no te atrae este modelo y quieres aferrarte a algo más conocido y familiar, una relación de pareja con tu mejor amigo no parece una mala opción. Por supuesto que tiene sus riesgos y sus dificultades, cualquier tipo de pareja las tiene. Pero formar una pareja sentimental con tu mejor amigo tiene el aval de años de confianza y complicidad y la garantía de una comunicación fluida y honesta.

En principio, tu mejor amigo puede ser tu pareja ideal. Compartís confidencias, aventuras, diversión, aficiones y círculos de amistades comunes. Ya conocéis vuestras manías y vuestras preferencias y con sólo una mirada sabéis si el otro ha tenido un mal día. Además, no cabe duda que cualquier relación de amistad está basada en el amor, así que cuando ese amor se convierte en enamoramiento, todo parece indicar que estamos ante una pareja duradera.

Confesiones de amor

 

Pero pasar de mejores amigos a enamorados también tiene sus riesgos, especialmente en los inicios de ese cambio de sentimientos. Porque las dudas y la confusión sobre lo que realmente sientes es inevitable. Y porque tal vez tu amigo no está pasando por el mismo momento y no quiere transformar la relación.

Por lo tanto, hay que andar con pies de plomo si no quieres que el renovado amor que sientes por tu mejor amigo se convierta en una fuente de malentendidos y sufrimiento que ponga fin a años de amistad verdadera. Lo primero que tienes que hacer es analizar esa tormenta de emociones con la mayor objetividad posible. Tal vez no estés enamorada de tu mejor amigo, sino que sientes la necesidad de tener una pareja.

Pero cuando hayas reflexionado y la conclusión sea que tu amigo es la persona con la que quieres compartir tu vida, es el momento de hablar de la situación con honestidad. Prepárate también para afrontar una respuesta negativa de tu amigo, que tal vez no sienta lo mismo, de forma que, pase lo que pase, esa amistad no se rompa. Y si tu mejor amigo siente lo mismo, adelante, porque seguro que formaréis una de las parejas más compenetradas.