Zulia registró en 24 horas 6 homicidios

(Foto Panorama)

De acuerdo a información publicada en Panorama, seis muertes violentas, en menos de 24 horas, fue el saldo con el que amaneció la entidad zuliana al amanecer de ayer. Los asesinatos registrados fueron por arma blanca y arma de fuego. Los móviles que cobraron mayor fuerza durante estas horas violentas son el sicariato, el robo y la riña.

El más reciente de los homicidios ocurrió a las 6:00 de la mañana, de ayer, en el sector La Guajira, en la Cañada de Urdaneta, cuando Albin José Soto, de 27 años, fue ultimado por un vecino, a puñaladas.

De acuerdo con testigos del suceso, Soto aconsejó a su amigo Elio Bermúdez para que no renegara de su hijo y de su mujer. “De inmediato, el sacó un puñal y lo atacó hasta causarle la muerte”, dijo una allegada del homicida.

Previo a este asesinato, otros dos homicidios ocurrían paralelamente en la población de Bachaqueros y en La Concepción, a las 2:00 de la mañana.

Daniro Araque Pinto, de 20 años, recibió un impacto de bala por dos sujetos que se trasladaban en una moto, cuando pretendían robarle la motocicleta en la que se trasladaba con un amigo, por la calle principal de Bachaquero.

Al mismo tiempo, Adelis Troconis Zambrano, de 43 años, fue atacado a disparos por varios sujetos, quienes ingresaron a su residencia, ubicada en el sector Lo Dedoria, en el municipio Jesús Enrique Lossada.

Durante el domingo, la Costa Oriental del Lago registró a las 10:45 de la mañana, el primero de los homicidios, cometido en contra de un comerciante, dueño de una licorería.

Luis Gerardo Núñez Perozo, de 36 años, fue atacado por dos sujetos, cuando éstos llegaron a su vivienda y exigieron que les vendiera licor. “Luego de atenderlos, le dispararon”, dijo un testigo del hecho de sangre.

Once horas y media después, en el municipio Santa Rita, desde un vehículo en marcha, dieron muerte a Adrian de Jesús Sangronis, de 52 años, al reclamarle por lanzar un fuego artificial.

Al noroeste de Maracaibo, a la 1:00 de la tarde, Luis Ángel Suárez, fue engañado por un vendedor de moto, quien al exigirle mil 700 bolívares por el cambio y venta de una motocicleta, le efectuó varios impactos de bala y lo dejó muerto en el sitio.