AD cree que los venezolanos no tienen nada que celebrar el 27-F

“A 24 años de los lamentables hechos del 27 de Febrero de 1989, los venezolanos no tenemos nada que celebrar, ya que la mayoría de los problemas que impulsaron el descontento popular de esa fecha continúan presentes afectando a todos los venezolanos”, así lo dio a conocer la secretaria general de Acción Democrática en Caroní, Aida González.

La dirigente política, en compañía del secretario de organización Marcos Delgado y los dirigentes políticos Ramón Zacarias y Lizbeth Dominguez,

calificó la celebración de una gran falacia revolucionaria, por que lo único que ha cambiado para los venezolanos a lo largo de la consolidación del proceso actual, es que se ha triplicado las escasez de alimentos, la quiebra de empresas básicas, y más de 180 mil venezolanos han sido víctimas del hampa en 14 años de gobierno.

Adicionalmente González señaló que  más de 5.370 reclusos han muerto en las cárceles de venezolanas, sin que hasta ahora el Ejecutivo aplique los correctivos para impedir que hechos similares se registren en el futuro.

Inseguridad galopante

La dirigente política destacó que el último ministro de Relaciones Interiores de Rafael Caldera, Hilarión Cardozo, entregó el testigo con 4.550 asesinatos; y para frenar los índices de violencia, que ya eran escándalo y hasta bandera electoral, Luis Miquilena inauguró el Gobierno con una política que dejó la coordinación de las tareas contra el hampa en manos de la Guardia Nacional, elemento que fracasó al igual que lo han hecho los 20 planes de seguridad implementados en 14 años de revolución.

“La guerra de Irak cobró 162.000 muertos desde 2003; Venezuela registró 76% de esas bajas en el mismo período, lo constituye un crecimiento de más 223%  de los homicidios en el país”

González explicó que estos elevados niveles de inseguridad se deben a la aplicación de programas que buscan efectos políticos inmediatos, pero no resuelven el problema de fondo que no es otro que la prevención del delito.

Escasez perenne

“Mientras que los discursos de los voceros de esta revolución se diluyen en temas ideológicos como la derecha y la izquierda, en los cuales  constantemente se pregona la inclusión social y la necesidad de fortalecer el Poder Popular, los venezolanos nos enfrentamos a una desigualdad constante, por que en más de 14 años de revolución hemos tenido que incrementar el tiempo que pasamos en las colas para adquirir los alimentos de la cesta básica y enfrentar a un régimen cada vez más restrictivo”, señaló el secretario de organización
Marcos Delgado.

El  dirigente blanco reveló que en el año 2000 la industria alimenticia producía 25% más alimentos que en el 2007, cuando comenzaron a aplicarse las nuevas medidas de regulación, como las guías de movilización y las cuotas de producción de rubros regulados y se dejaron de ajustar los precios de forma periódica.

“Este gobierno pretende endosar la crisis a económica al Caracazo y a las políticas neoliberales que aplicaron los gobernantes de la cuarta República, pero la realidad es que desde que arribaron al poder los problemas para los venezolanos en materia alimentaria se han triplicado, tras el control de precios lo cual ha dejado una amplia escasez de productos entre ellos harina de maíz, harina de trigo, azúcar, aceite de girasol, aceite vegetal y aceite de maíz, artículos de higiene personal entre otros”.

A juicio de Delgado, no es a través de la persecución del capital privado o lo discursos de odio contra la oligarquía y la clase empresarial que se construirá una mejor Venezuela, ya que el país necesita de políticas claras que impulse el  crecimiento sostenido del país.

En tal sentido, instó a la población a continuar en pie de lucha y en pro de la defensa de la democracia y la consolidación de un régimen democrático que permita el desarrollo integral de la nación.

Texto y fotos: Prensa AD