Cierran intercomunal Barquisimeto-Duaca por colapso de cloacas

Se trató de la tercera protesta que organizó la comunidad La Cruz, en toda su trayectoria vecinal y, por desdicha, en las tres ocasiones han sido en reclamo a Hidrolara. Ayer, los habitantes del popular sector de la parroquia Catedral, cerraron la intercomunal Barquisimeto-Duaca, a la altura de la Ruezga Sur, debido al colapso de las cloacas. Así informa el diario El Impulso.

Escrito por Kemberling Rodríguez/Fotos: Daniel Arrieta

Al parecer, la red colectora viene fallando desde hace dos años y, “en todo este tiempo”, no han puesto en práctica los correctivos necesarios. La vecina María Sulay Zambrano, declaró que no soportan los olores putrefactos y varios de los residentes estarían sufriendo malestares de cuidados.

“Nos cansamos de esperar respuesta de Hidrolara. Desde hace varias semanas, el asunto de las cloacas empeoró y aunque se trata de un problema que ataca directamente a la salud de las personas no ocurren los arreglos en las tuberías de aguas negras”, sostuvo la dirigente comunitaria.

Lo mismo opinó el habitante Leopoldo Lovera, quien exhortó al gobernador Henri Falcón, “ a ponerle la lupa” a la hidrológica, de lo contrario, las protestas no cesarán por parte de las comunidades afectadas con los desbordamientos de cloacas y constantes botes de aguas blancas.

Aseguró que niños se han enfermado de dengue a causa de la contaminación del lugar. Mientras que las personas de la tercera edad desmejoran en sus condiciones respiratorias en medio de la terrible fetidez.

“Hay una laguna de aguas negras en la vía principal y, en nuestras casas, brotan desechos de los inodoros. Si las autoridades atravesaran las mismas calamidades que nosotros, seguramente, fijarían su atención en sustituir las redes de cloacas”, expresó.

Por su parte, la presidenta de Hidrolara, ingeniero Adriana Díaz, informó que llevarán a cabo la reconstrucción de unos 30 metros del colector.

Los trabajos iniciaron ayer mismo y requiere de una inversión aproximada de 100 mil bolívares.

El pan de cada día

Los residentes del norte de la ciudad no terminan de recuperarse de una protesta en plena vía pública para entrar a una nueva manifestación, justo en las horas “pico” cuando todos tienen prisa por llegara a tiempo a clases o lugares de trabajo.

Este martes, desde las 8.30 de la mañana, estuvo interrumpido el tránsito automotor en ambos sentidos, al inicio de la intercomunal Barquisimeto-Duaca; desde el sector Pate e’ Palo se observaba el congestionamiento vehicular.

Con neumáticos, ramas de árboles, entre otros objetos, cerraron el paso de las unidades. Los conductores de busetas y “rapiditos”, así como los de carros particulares, hicieron uso de la comunidad El Jebe para conectar desde el norte con el noreste de la ciudad. Fue así como muchas personas lograron zafarse del caos y pudieron llegar hasta Las Clavellinas, El Ujano… hasta finalmente alcanzar la avenida Libertador.

Aquellos que residen en las parroquias El Cují y Tamaca, enterados del cierre de vía a la altura de la Ruezga Sur, optaron por tomar la vía Carorita que los conduce hasta la avenida Circunvalación Norte.

Sin duda, una agenda del día bastante atareada para quienes no podían faltar a sus lugares de destino. Otros en cambio, utilizaron los mototaxistas para movilizarse o regresaron a casa, resignados debido a las largas colas de vehículos originadas por la protesta.