Cuatro leones y dos osos: las mascotas exóticas de un gangster en Rumanía (Insólito!)

(Foto: AP)

Las autoridades de Bucarest acusaron a un hombre identificado como Ion Balint, pero mejor conocido como Nutzu el Empeñero, por liderar una peligrosa banda delictiva. Sin embargo, el público rumano parece estar interesado en otra cosa: sus mascotas, cuatro leones y dos osos.

Los conocidos de Balint siempre han estado al tanto de su afinidad por bestias salvajes en su hogar. Incluso se le ha oído decir en un video, después de escapar de prisión en 2010 montando un corcel negro: “¿Habéis dicho que he alimentado a hombres con los leones? ¡Ven a mi casa y te daré unos leones de verdad!”.

No se ha confirmado si los leones o los osos fueron usados para intimidar a sus rivales en su propiedad, ubicada en la parte más pobre de Bucarest, en la que también habría albergado una cámara de tortura. Sin embargo, Marius Vlad, su yerno, le dijo a Associated Press que tales reportes son falsos. “Muchas mentiras están siendo reportadas”, dijo.

Personas de la comunidad y familiares que se han acercado a la residencia de Balint lo describen como un buen vecino y un amante de los animales (también poseía bestias menos temerarias como caballos y canarios), y comentaron que no estaban siendo molestados por el rugido de los felinos. “Los podíamos oír todos los días, pero solo cuando estaban hambrientos o cuando la hembra estaba en celo. No nos perturbaban en lo absoluto”, expresó Gabriela Ionescu.

La policía alega que Ion y su hermano Vasile eran la cabeza de una red criminal que controlaba la mayoría de la actividad delictiva en la ciudad. Al menos 400 funcionarios y detectives estaban involucrados en la investigación, la cual condujo al arresto de 67 sospechosos la semana pasada, incluyendo los hermanos Balint.

En 2009, Balint fue condenado y sentenciado a 13 años de prisión por tráfico humano, violencia y proxenetismo. La pena fue reducida a seis años, pero el acusado fue dejado en libertad después de 12 meses.

Este miércoles, los cuatro leones y dos leones fueron sedados, puestos en jaulas y recogidos por autoridades ambientales y la caridad de protección animal Vier Pfoten. Los animales, que se hallaban en buenas condiciones, serán temporalmente acogidos en un zoológico y podrían ser eventualmente reubicados en Suráfrica.

Mircea Pupaza, comisionado de la Guardia Ambiental Nacional, le dijo a AP que Balint no tenía documentación o archivos de salud para los animales, los cuales mantuvo de manera ilegal por diez años. Puede enfrentar un año en prisión y una gran multa por mantener animales salvajes ilícitamente.

Livia Cimpoeru, portavoz para Vier Pfoten, afirmó que “los leones son un símbolo de estatus para él”. No obstante, Cimpeoeru declinó especular sobre si han tenido un propósito más siniestro.

AP