La nueva dieta que causa furor

Ya el año pasado te contamos cómo el periodista Michael Mosley había logrado perder 6 kilos de peso, haciendo durante 5 semanas la dieta del “Ayuno en días alternos” (Alternate Day Fasting o ADF, según sus siglas en inglés), para un reportaje de la BBC.

Publimetro.cl

Pero él no siguió el régimen de comer de todo un día y ayunar al siguiente, sino que realizó una variante: la del método 5:2, que consiste en ingerir lo que se desee durante 5 días –sin restricciones-, para “semiayunar” los dos restantes de la semana, consumiendo sólo 600 ó 500 calorías, dependiendo de si eres hombre o mujer.

¿Los resultados? Mosley no sólo perdió 6 kilos de peso, tras cinco semanas de dieta. Además, mejoró sus índices de glucosa y colesterol, y disminuyó su grasa corporal en un 25%.

Frente a tales resultados, no es de extrañar que, meses después, la famosa dieta 5:2 se haya convertido en una de las que más furor causan en Inglaterra. Prueba de ello es que, en ese país, se han agotado absolutamente todos los ejemplares del libro “The 5:2 Fasting Diet” (La dieta rápida 5:2), publicado por Jacqueline Whitehart.

“En resumidas cuentas, la dieta 5:2 consiste en comer lo que se quiera durante cinco días a la semana y reducir drásticamente la ingesta de calorías, hasta casi rozar el ayuno, los dos días restantes. En el caso de los hombres, durante los dos días de ‘semiayuno’ no se deben ingerir más de 600 calorías, mientras que en el caso de las mujeres se reduce a las 500. Una cantidad ínfima teniendo en cuenta que un desayuno a base de jugo, tostadas y café se acerca a las 300 calorías, y que la cantidad diaria recomendada de calorías es de unas 2.000, aunque con ligeras variaciones dependiendo del sexo y la edad”, explica en un artículo el sitio ElConfidencial.com.

En la misma publicación se dice que el régimen ya lo han probado estrellas como Gwyneth Paltrow y Jennifer Aniston, aunque –para ser justos- cada vez que aparece una dieta las mencionan a ellas entre los seguidores. Así, al parecer, han probado todas las dietas del mundo.

Lo que sí es cierto es que el método 5:2 –como muchos otros considerados “milagrosos”- tiene tantos adeptos como detractores. Sus defensores “sostienen que es buena para la salud, pues prolonga la esperanza de vida y reduce el riesgo de padecer cáncer, diabetes y alzheimer (al mejorar las funciones cognitivas)”.

También añade que “la postura de la comunidad médica difiere bastante de estos argumentos, al negar que existan evidencias científicas sobre el hecho de que intercalar dos días de ayuno a la semana tenga beneficios para la salud. El portavoz de la Asociación Dietética Británica, Rick Miller, advertía recientemente en el diario británico The Independent que esta dieta puede producir hipoglucemia, problemas digestivos y estreñimiento si no se aumenta considerablemente el consumo de agua. Asimismo, que los únicos estudios científicos acerca de los efectos del ayuno sobre la salud se habían realizado en ratones de laboratorio ‘sin ninguna garantía de éxito en humanos’”.

Mosley y muchos otros que han realizado el régimen siguen defendiéndolo, aunque se debe tener en cuenta que no lo puede hacer todo el mundo: podría resultar peligroso en embarazadas, diabéticos u otras personas que padezcan enfermedades graves.