Nitu Pérez Osuna: Incoherencia, disparate y burla

Hugo Chávez y su estado de salud se han convertido en el tema más comentado en las redes sociales.  Es el primer “trending topic”, como se conoce en Twitter.  Todo el mundo sabe algo o tiene una versión del asunto.

Escuchamos constantemente cosas como: alguien que trabaja en el hospital militar le comentó a la prima de mi amiga Yulimay, que el hombre no está allí, que donde está es el Fuerte Tiuna.

También oímos otras versiones:  Mira mija, yo tengo un ahijado que es militar y su mamá me ha dicho que el hombre donde está es en la casa del Ministro de la Defensa y que no permite que ni Maduro se le acerque…!la cosa está que arde!

Todos escuchamos a la enfermera del hospital militar, vestida de rojo, que afirmó haber visto entrar caminando al señor Chávez al recinto de salud.  Pero la cosa no se queda ahí… hay quienes afirman que sigue en Cuba porque: … yo soy amiga de uno de los pilotos de Chávez y él llamó escondido a su mamá y se lo dijo, así nos lo refirió a mi tía y a mi ¿qué tal?

En las redes sociales leemos cosas como estas:  “El presidente Chávez esta totalmente incapacitado, presenta un cuadro parapléjico severo y sus signos vitales son muy pobres. Los corruptos en el gobierno desean ocultar esta situación para quedarse con el coroto.

Para otros, Chávez está en su terruño, en “la linda Barinas”, pero también comentan que lo traían a Caracas en un helicóptero y se les murió allí.

La única verdad es que comienzan a desmoronarse los partes oficialistas de Villegas, donde un día Chávez se recupera satisfactoriamente, nos lanza un paquetazo y nombra ministros y, otro día nos dicen que el paciente no puede hablar por una afección respiratoria y su estado es complejo pero que se comunica de diversas formas.

Este lunes, por ejemplo, Diosdado Cabello en su condición de primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, aseguró que el presidente no juramentado, está cumpliendo su proceso de recuperación “sin ningún tipo de contratiempo” y agregó incluso, que se mantiene al tanto del acontecer nacional y en torno a ello toma decisiones económicas y de inversión.  Según Maduro, mantiene reuniones de trabajo por espacio hasta  de 5 horas.

La inmensa mayoría de quienes hacemos vida en Venezuela ha sufrido de una gripe fuerte, bronquitis, dengue, la extracción de una muela, una operación de amigdalitis o apendicitis, por no hablar de dolencias mas severas,  y  sabemos que entre los analgésicos,  desinflamatorios y antibióticos  uno está como sedado y/o atontado … ¿nos van a convencer que el presidente, quien tiene 4 operaciones “complejas y difíciles”, que necesita de una cánula traqueal por problemas respiratorios, está en plenitud de conciencia para tomar medidas que afectan al país y su gente?

La Constitución aprobada en 1.999  dice en su artículo 58:  “…Toda persona tiene derecho a la información  oportuna, veraz, imparcial y sin censura…”

Voceros oficialistas exigen todos los días a los medios privados que informen de manera “oportuna y veraz” a la ciudadanía. Pero no dan acceso a la información del primer empleado del país, ningún alto jerarca permite ser entrevistado por periodistas independientes, nada se sabe de los médicos que le atienden, todo es un secreto misterioso donde se percibe el ocultamiento de la verdad.

Sin duda alguna, que lo que acontece en los últimos tiempos en Venezuela servirá de inspiración para guionistas, productores y directores de cine y valdrá de musa a hombres de teatro que escribirán piezas etiquetadas en el Teatro del Absurdo, donde la incoherencia, el disparate, la burla y lo ilógico será el hilo conductor de la obra.

[email protected]