Turistas extranjeros valoran artesanía insular

(foto elsoldemargarita.com.ve)

Las instalaciones del aeropuerto Santiago Mariño se mostraron tranquilas  la mañana del martes. Los usuarios  que esperaban su salida de la Isla hacían cola pacientes frente a los estantes de las aerolíneas. elsoldemargarita.com.ve

Mientras que quienes venían de llegada a la Perla del Caribe salían tranquilos a esperar  la camioneta del hotel donde se hospedarían, otros tomaban el servicio de taxi.

QUEJAS. Los turistas que arribaron a la isla de Margarita señalaron que las tarifas de la línea de taxi que labora en el aeródromo insular son demasiado altas, pero no tienen otra opción que pagar.

“Una carrera del aeropuerto a Porlamar sale en 140 bolívares, demasiado caro. Uno no se tarda más de 15 minutos en llegar al centro de la capital del municipio Mariño”, dijo Glexy Rojas, de Caracas.

Taxistas que prefirieron  no ser identificados señalaron que los precios son impuestos por la directiva de la línea, pero están acorde con el del resto de los servicios de trasporte privado del estado.

CONTENTOS. Temporadistas de nacionalidad argentina esperaban pacientes el llamado a embarcar su avión a la ciudad de Maiquetía, para emprender su viaje de retorno a la capital austral.

Carlos Oreiro, residente de Buenos Aires, señaló que su estadía en Margarita fue espectacular. “Disfruté mucho de las playas de la Península de Macanao, son desérticas y pude encontrarme conmigo mismo. También aproveché de hacer unas compras, el cambio de moneda nos favorece a los argentinos”.

FAVORECIDOS. Quienes celebraron la llegada de turistas argentinos fueron los artesanos de la “Feria” ubicada en el primer piso del área nacional de la aeroplaza insular.

Los artistas señalaron que los temporadistas extranjeros aprecian más la bisutería y piezas hechas a mano que los mismos venezolanos. “Ellos ven esto más valioso que un collar de marca. Saben que cada una de las piezas se les dedicó tiempo y no fueron hechas por lote”, dijo una vendedora.

BOLETOS. La falta de pasajes es constante en el aeropuerto insular, pocas son las aerolíneas que tienen disponibilidad.