Gatos y abuelas a salvo con smartphones

¿Perdió a su gato? ¿Quizá a su abuela? ¿Resultó herido en un accidente de coche, incapaz de llamar al servicio de socorro porque su teléfono se quedó sin batería? Tranquilícese, los nuevos ‘smartphones’ tienen una solución para todo.

Inventores y fabricantes en el gran congreso mundial de la telefonía móvil en Barcelona presentaron nuevos artilugios para hacer al omnipresente celular aún más querido (y necesario) por los usuarios.

Ni siquiera hace falta ser un humano para beneficiarte de ello.

Si adquieres un GPS rastreador de mascotas de Tractive, puedes colocarlo en el collar de tu perro o gato y recibir una alarma en tu teléfono cuando éste se escapa del jardín o del área que tú hayas delimitado previamente.

Cualquier intento de fuga de tu perro puede ser disuadido de inmediato con la ayuda de tu ‘smartphone’.

“Con la aplicación de rastreo de Tractive puedes ver la ubicación de tu mascota y hacia dónde se dirige”, anuncia la marca.

“Simplemente activando una función de la aplicación, puedes encender una luz integrada en el dispositivo de rastreo para encontrar a tu mascota en la oscuridad”, añade.

Los abuelos olvidadizos también pueden ser encontrados fácilmente.

Un nuevo teléfono negro y plateado, Emporia Connect, viene con un sistema llamado Emporia Me, que permite a los hijos y nietos comprobar la ubicación del objeto, su estado de batería o incluso subir el volumen para asegurarse de que el anciano puede escucharlo.

Aunque no sea un ‘smartphone’, tiene una función que permite al usuario apretar un solo botón para recibir paso a paso instrucciones orales sobre cómo volver al coche después de haber ido de compras a un centro comercial, por ejemplo.

Por muy inteligente que sea un teléfono, con la batería descargada se convierte en un perfecto inútil.

Pero el nuevo modelo de Xpal, SpareOne Plus, tiene la solución: el móvil lleva una simple pila AA que puede durar hasta 15 años.

“Esto implica que puedo tener el teléfono apagado en un cajón o en un coche durante 15 años, y si necesito hacer una llamada de emergencia, siempre estará cargado”, explica a la AFP el director de Xpal Alan Cymberknoh.

Aunque las llamadas de emergencia son gratuitas, el teléfono dispone de una tarjeta SIM por si quiere utilizarse regularmente.

Tras un año del lanzamiento de la primera versión, las ventas, especialmente en Estados Unidos, van “muy, muy bien”, dice Cymberknoh.

El último modelo presentado en el World Mobile Congress de Barcelona, del 25 al 28 de febrero, también permite enviar tu ubicación por GPS.

Pero si solo tienes un ‘smartphone’ a mano y se acaba la batería, otra solución está de camino.

Wysips, una empresa emergente de Aix-en-Provence (sur de Francia), desarrolló una placa fotovoltaica que se puede colocar fácilmente debajo la pantalla del móvil para devolver la vida a una batería muerta.

El cofundador y presidente de Wysips, Ludovic Deblois, muestra un prototipo en el congreso que, con solo encender una linterna delante de su pantalla, activa el icono de batería del móvil conforme ha empezado a cargarse.

“Con 10 minutos al sol, podrás comunicarte durante dos minutos”, asegura Deblois.

“Si llegas al aeropuerto y llevas una tarjeta de embarque digital en el móvil, no puedes tener el teléfono sin batería. Así que los pones bajo una luz y lo recargas”, explica.

El otro posible problema en casos de emergencia es la cobertura, aunque Ericsson asegura haber dado con una solución.

El gigante de las comunicaciones sueco está probando unas antenas transparentes en el marco de un proyecto llamado Window of Opportunity.

Estos artilugios podrían convertir una ventana convencional en parte de una red de banda ancha, “reforzando la cobertura en espacios interiores y asegurando una magnífica experiencia móvil”, señala la firma.