Gloria Trevi: No puedo ser una caricatura de mí misma

Foto: Archivo

La cantante mexicana Gloria Trevi, que este viernes se presentará en la 54 edición del Festival de Viña del Mar, afirmó hoy que “no puede ser una caricatura” de lo que era hace veinte años, cuando actuó en ese mismo certamen con las medias rotas y el pelo alborotado.

“No puedo ser una caricatura de mí. Yo soy lo que soy ahora. Para poder ser esa de las medias rotas y los pelos parados tengo que sentirme a gusto y cómoda con lo que me estoy poniendo, con lo que estoy usando. Tengo que creer y ser yo, no ser lo que quieren ver de mí”, señaló hoy Trevi en una conferencia de prensa.

Según la artista, ese aspecto era su forma de demostrar su “libertad entonces”, mientras que su apariencia actual es su forma de demostrar su “libertad ahora”.

Gloria Trevi vuelve al anfiteatro de la Quinta Vergara veinte años después de su polémica actuación de 1993, recordada por que la mexicana se subió a unos altavoces, lanzó agua al jurado, subió a un espectador al escenario y terminó casi desnuda.

“El Monstruo se ha preparado mucho para mí, me escondieron los parlantes. Antes estaban ahí a la mano para que uno se pudiera subir. Ahora los busco y no están. Me dijeron que por cuestiones de seguridad los pusimos fuera del alcance de la Trevi”, bromeó la cantante mexicana.

En esa edición, cuando Trevi también se coronó como reina del festival, se presentó al certamen musical una jovencísima Shakira, con la canción “Eres”.

“Yo me acuerdo haber visto a Shakira, esa niña de 16 años. La vi y se me hizo fantástica. Me gustó su carisma, su forma de interpretar”, manifestó Trevi.

Sobre su evolución musical en estos años, Gloria Trevi explicó que se siente afín “a todos los géneros”, ya sea música romántica, electrónica, rock o baladas.

“Para mí lo importante es que la música tenga pasión, calor, que te haga vibrar del corazón, que te haga correr la sangre por las venas”, aseveró ante los periodistas.

Asimismo, se refirió a las diferencias entre el festival del 93 y el actual, al que calificó de “maravilloso”.

“Hay gente que dice que todo tiempo pasado fue mejor. Yo creo que todo tiempo futuro va a ser mejor. Creo que el mejor beso que voy a dar en mi vida estoy por darlo. La mejor canción que voy a escribir estoy por escribirla. Creo que Viña del Mar, su mejor momento también está por vivirlo”, aseguró la artista.

La cantante de “Todos me miran”, que también forma parte del jurado de las competencias folclórica e internacional de esta edición del festival, sostuvo que sus compañeros de votación se burlan de ella porque va “agarrada del Monstruo”, como se conoce al público de la Quinta Vergara.

“Yo les veo. Yo veo si a la gente le llega la canción, si la gente aplaude, se levanta, se distrae, se apena. En base a esas reacciones pongo calificaciones”, declaró.

“Yo no soy buena para juzgar a nadie en ningún aspecto. A mí me han juzgado tan mal, que soy reacia a ese tipo de cosas”, dijo la mexicana, que estuvo casi cinco años en prisión, acusada de rapto, violación y corrupción de algunas de sus coristas menores de edad, delitos de los que posteriormente fue exonerada.

Preguntada por su público homosexual, la mexicana, que acaba de iniciar su gira “Agárrate” por México y Estados Unidos, manifestó que no le “gusta hacer distinciones”.

“Yo todo lo que presento, lo presento para todos. No me gusta hacer distinciones (…) Yo creo que la religión nos divide y que Dios nos une. Por eso la música es linda por poder romper con tantas barreras”, concluyó. EFE