Sin quincena en Bauxilum, Carbonorca y Venalum

(Foto Referencial/Archivo)

Los más de 4 mil trabajadores de CVG Venalum, sumados a los cooperativistas de la industria, no cobraron la segunda quincena de febrero, confirmándose las advertencias de la directiva de la empresa que había alertado sobre el retraso en el pago de la nómina debido al conflicto laboral que cumple hoy 23 días, el cual ha restringido principalmente las operaciones administrativas, reseña el Correo del Caroní.

En un comunicado interno, firmado por el titular de la empresa Franco Díaz y enviado el 26 de febrero, la directiva advertía que hacía “extraordinarios esfuerzos para proceder a cancelar la nómina en el marco del tiempo establecido (…) esto a pesar del fuerte obstáculo que significa no poder acceder a nuestras áreas de trabajo”.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores del Aluminio (Sutralum), Pedro Perales, sostuvo que a pesar del compás de diálogo que se abrió la directiva no cumplió con el pago de la nómina. Indicó que no tienen fecha para el pago de la segunda quincena de febrero, lo que caldeó los ánimos en la estatal este jueves.

“Dejamos pasar a los trabajadores de logística, nómina y comercialización pero la empresa está usando todas las estrategias para atacarnos. Informó que se había suspendido el servicio en las clínicas pero eso es falso”, señaló.

El dirigente sindical manifestó que los trabajadores que apoyan la protesta administrativa se mantienen en el portón principal. “Algunos trabajadores administrativos han entrado pero están recibiendo amenazas de los gerentes para que no entren a trabajar”, dijo.

Tribunal laboral
El vocero del Consejo de Trabajadores de la reductora, Romy Bompart, manifestó por su parte que el sindicato continúa con su posición “intransigente”, sin permitir la entrada del personal administrativo.

“Los trabajadores activaron un tribunal laboral e introdujeron un recurso de amparo a favor del derecho al trabajo y los jubilados también lo hicieron a favor de la salud”.

Confirmó que la comercialización sigue paralizada, aunque las operaciones continúan.

Una celda menos
Este jueves estaban en servicio 263 celdas de un parque de 905 en total, por lo cual la estatal opera a 29% de su capacidad instalada. Técnicos de la industria han señalado que el conflicto no ha afectado las operaciones, aunque ha elevado el ausentismo laboral.

La última celda apagada fue desincorporada el miércoles 27 en V Línea por alto porcentaje de hierro.

El conflicto laboral en la reductora de aluminio inició el 7 de febrero con el cierre de los portones. La dirigencia sindical de Sutralum ha insistido en que se trata de un “paro administrativo”, cuyo principal objetivo es lograr una serie de reivindicaciones laborales.

El componente político ha estado presente desde el inicio de la protesta. Trabajadores de la empresa han denunciado que el conflicto deviene se una pugna política dentro del oficialismo, entre el sector representado por el secretario general de Sutralum y el presidente de la industria, que personifica a otra ala.