Contrabando de reses caería con el alza de carne y leche

(foto archivo)

El intercambio comercial “no formal” de productos ganaderos hacia Colombia no alarma a algunos productores. La salida ilegal funciona como “válvula” de escape, de “regulación del mercado”, ante las presiones de rezago de los precios controlados de las materias primas del sector primario, destaca el diario La Verdad.

Víctor Fernández, miembro de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fegavén) critica, desde su experiencia como productor y sin fijar posición como gremio, la “camisa de fuerza a la economía agropecuaria venezolana”. Las consecuencias “demuestran que no se puede someter (…) a largos de períodos prolongado porque por algún lado va a reventar la situación”.

Analiza cómo la demora de fijar nuevos precios distorsiona la producción de alimentos y “lo imperativo de que el Gobierno nacional, representado por el Ministerio de Agricultura y Tierras y Ministerio de Alimentación, convoque las mesas técnicas que permitan evaluar la situación de rezago y que se agudiza con la reciente devaluación de la moneda, que tiene un impacto del 50 por ciento en términos reales”.

Revisar la estructura de precios no puede esperar. Más de un año sin ajuste con inflación ocasiona más obstáculos a la ganadería y “se comienzan a presentar ese tipo de fenómenos (contrabando) que son indeseables, pero que no generan alarma porque ha ocurrido por décadas con Colombia”.

El mercado

El precio de la leche cruda a 3,60 bolívares por litro resulta “atractivo” para el contrabando de derivados del lácteo a Colombia. En el mercado Las Pulgas y Mercasur, los inventarios de queso criollo ya se reducen, al mismo tiempo aparecen marcas importadas del países miembro del Mercosur. Quesos uruguayos se anuncian con ofertas en precios.

Jesús Iragorri, presidente de Fegalago, denuncia aumento de la comercialización ilegal de productos a pobladores colombianos. Comerciantes de ese país compran leche cruda y queso al tener un margen de ganancia superior dada la congelación del control de precios.

Pidió revisión. Ajustar a 7,60 bolívares el litro de leche a puerta de corral, el ganado en pie a Bs. 14 y en canal a 28 para frenar el desequilibrio de la producción y la descompensación en la rentabilidad de las unidades de doble propósito.

“Es importante que se normalice el mercado nacional. Con la Gobernación del Zulia nos estamos reuniendo para revisar qué planes podemos realizar y recuperar la producción. Volver a tener los márgenes de leche y carne ante la escasez”.