Dinos cómo duermes y te diremos cómo está tu relación de pareja

Foto: entremujeres.com

Texto: entremujeres.com

Algunos prefieren dormir bien pegados, abrazados. Disfrutan el invierno porque el frío se convierte en su excusa perfecta para entrelazarse. No necesitan tantas frazadas: el calor corporal que los une es suficiente. Otros, por su parte, prefieren darse espacio. Se aman y están conectados pero, al momento de dormir, cada uno por su lado con sus sueños y pesadillas. Según la psicóloga experta en relaciones Corrine Sweet, los hábitos de sueño pueden revelar el estado de una relación. “Porque durante el sueño no se puede fingir el lenguaje corporal. En este momento uno es honesto y vulnerable, y su posición puede decir mucho acerca de la relación”, explica Sweet en una nota de The Huffington Post.

“Las parejas adquieren hábitos, formas habituales de dormir juntos que encajan con su personalidad y sus preferencias personales. Estas costumbres se negocian antes de llegar a la cama. Entonces, si algo cambia en la forma de dormir juntos, puede reflejar un cambio en la relación”, comenta la psicóloga a dicho medio.

La experta dio algunas pautas sobre qué significan los distintos hábitos de sueño, teniendo como base una encuesta realizada por la cadena hotelera británica Travelodge, realizada a dos mil parejas:

* Espalda con espalda, con contacto (18%). Significa que la pareja se siente cómoda, íntima y relajada. Es una de las posiciones más habituales en las relaciones que recién comienzan.

* Espalda con espalda, pero sin contacto (28%). Si bien están conectados, son lo suficientemente independientes como para dormir por separado. Cada uno “acepta” los hábitos de sueño del otro.

* Cara a cara (7%). Esta posición da la pauta que existe una necesidad de contacto, de conversar aún en la cama.

* Piernas entrelazadas (4%). Suelen ser los más jóvenes, donde la pasión está más que presente y no quieren separarse ni un minuto. Ideal para los esencialmente románticos.

* “Cucharita”, el hombre abraza a la mujer (13%). Es una de las posiciones más tradicionales, es la posición que suelen adoptar las parejas durante los primeros años de relación. Evidencia una fuerte sexualidad, la sensación de seguridad en la relación y la protección del hombre hacia su pareja.

* “Cucharita”, la mujer abraza al hombre (5%). En esta posición la mujer toma la iniciativa y protege a su hombre mientras duerme.

* La más romántica: la mujer acostada con la cabeza y el brazo sobre el pecho del hombre (1%).Es la más popular… ¡en las películas de Hollywood! Si bien es súper romántica es bien difícil mantenerse en esta posición toda la noche… Es una posición íntima, que revela una nueva relación o el abrazo después de una relación sexual. Representa un amor vivo.

* La cama para él: el hombre parece una estrella, mientras ella se acurruca a un costado (1%). Él es el rey de la cama… Y fuera de ella. Es seguro y le gusta tener la razón.

* La reina de la cama; ahora, la estrella es ella (1%). La mujer es la dueña del espacio, mientras él adopta un papel secundario.

Para la especialista, “los estados psicológicos individuales también afectan cómo dormimos y nuestras posiciones al dormir”. En este sentido, si estamos estresadas o irritables, probablemente no elijamos acurrucarnos con nuestra pareja.

Si quieres saber qué significado hay en la posición cuando duermes tú sol@, pulsa aquí.