El Nuevo Herald: Gobierno Bolivariano se aferra a la mejoría de Chávez

El gobierno bolivariano redoblaba sus esfuerzos el sábado por tratar de contener las dudas sobre la capacidad de mantenerse en el poder del ausente presidente Hugo Chávez, asegurando que se recupera satisfactoriamente del cáncer que padece, aun cuando el sábado cumplía ya 84 días sin que los venezolanos lo hayan visto.

El Nuevo Herald

Los pronunciamientos oficiales eran emitidos al tiempo que una jornada de protesta emprendida por estudiantes universitarios cumplía su quinto día, con 51 jóvenes encadenados a poca distancia de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), en la urbanización Chacao, para exigir al gobierno que revele el verdadero estado de salud del mandatario.

Chávez, quien no ha sido visto en público desde el 8 de diciembre, padece de un cáncer cuya gravedad es desconocida por los venezolanos.

Nominalmente, el mandatario es quien se encuentra a la cabeza del gobierno bolivariano, pero su larga ausencia ha llevado a muchos a cuestionar si está en capacidad de gobernar, e incluso si aún está con vida.

Es una percepción que altos líderes del chavismo han tratado de combatir en los últimos días.

“[Chávez] está en proceso de recuperación y pronto lo tendremos aquí”, dijo el sábado el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Darío Vivas.

El presidente “está dando los lineamientos todos los días para que nosotros protejamos a nuestro pueblo”, agregó el ministro para la Alimentación, Carlos Osorio.

Y el canciller, Elías Jaua, lanzó un llamado a la población para que deje “tranquilo” al mandatario.

“Los que queremos ver a Chávez recuperado y sano queremos que esté tranquilo, ¿verdad? Haciéndose el tratamiento que se tiene que hacer”, dijo Jaua.

“Los que quieren que Chávez no se recupere son los que tienen un chantaje, una presión criminal”, añadió Jaua, refiriéndose a la oposición, que ha acusado al gobierno de mentir sobre la salud del mandatario.

Pero aún cuando las autoridades venezolanas sostienen que Chávez está en vías de superar la enfermedad, el mandatario obviamente no está fuera de peligro.

Una de las hijas del mandatario, María Gabriela, dijo el sábado que la situación no era para menos al comentar sobre una foto de ella difundida por la internet en la que se le ve triste.

“Tristeza? No puedo estar feliz si mi padre está enfermo! Pero sigo aferrada a mi Dios. En la prox(ima) misa tendré q(ue) bailar y reír! (…) La gente está muy loca”, escribió María Gabriela sobre la foto.

Más información en El Nuevo Herald.