Zambrano: Prisioneros y exiliados esperan recuperación de Chávez

(Foto Nota de Prensa)

El Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, aseguró que ante la evidencia del comportamiento de los encargados del gobierno frente al tema del diálogo nacional convocado por el Presidente de la República, los prisioneros y exiliados del país están en la lista de los más interesados en la recuperación de la salud de Hugo Chávez.

“El manejo equivocado de conceptos constituidos en toma de venganza histórica con resentimiento político, deja un amargo sabor para la iniciativa del Jefe de Estado, porque se ha convertido la situación a resolver, en slogan de campaña electoral ante el hecho sobrevenido de la candidatura presidencial del comisionado para el tema, Nicolás Maduro”, afirmó el parlamentario, quien asegura que hay una evidente influencia de los radicalismos in extremis “que tienen su negocio en la confrontación de los venezolanos”.

Zambrano señaló que de haberse aplicado durante los mandatos presidenciales de Rafael Caldera la misma política que hoy manejan los encargados del Ejecutivo, con toda seguridad el país no tendría a Chávez como Presidente, “así como tampoco se habría producido la pacificación durante las décadas de los años 70 y 80”.

“Imaginemos a los familiares de civiles, Guardias Nacionales, soldados, policías y funcionarios de los organismos de seguridad del Estado pidiendo venganza y penas máximas para todos los funcionarios beneficiados de esa política de pacificación y del perdón presidencial”, planteó el diputado por el estado Lara, para quien es bochornoso que en pleno siglo XXI se impulse una especie de apartheid político por sólo pensar distinto a quien gobierna.

“El diálogo no traduce bajo ningún concepto, el cobro de facturas históricas, menos aún la venganza instrumentada con la fuerza del Estado”, apuntó el también Vicepresidente del partido blanco, para quien es obvio que en este escenario se presenta la injusticia, porque no se impone ni la igualdad ni la equidad y se le da paso a la barbarie.

Señaló que el Presidente Chávez visualizó la convocatoria al diálogo para el intercambio inteligente y la necesidad de reencontrar a la nacióna través de mecanismos civilizados, partiendo del reconocimiento del otro. “El país continúa albergando esperanzas para la solución de un problema que nos ocupa a todos. Prisioneros y exiliados enfermos merecen la atención y respeto del estado venezolano ante la indiferencia del comisionado presidencial”, dijo el diputado, quien afirmó que ante esta realidad no queda más alternativa que acudir a los organismos internacionales.

“Acudiremos con este propósito a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con sede en Ginebra, Suiza, donde plantearemos el caso del Presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), Carlos Ortega, así como el inhumano trato a los trabajadores petroleros y todo lo referente a su derecho al trabajo y  sus pasivos laborales”, informó. Igualmente acudirá ante la Cruz Roja Internacional, en donde se presentarán los casos de prisioneros y exiliados enfermos, y concluirá este ciclo con la reunión en la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se solicitará la intervención ante el gobierno venezolano “dada la permanente violación de derechos humanos fundamentales a los prisioneros”.

Recordó Zambrano que nuestro país es firmante de acuerdos y pactos que son leyes de la República y ante su incumplimiento se debe actuar con la exigencia del cumplimiento de la ley. “Esta iniciativa tiene como objeto la intermediación con la premisa de sensibilizar al gobierno nacional y lograr la libertad de quienes están en prisión y cumpliendo los rigores del exilio”, finalizó.