Banco estatal uruguayo absorberá personal y sucursales de Bandes

El estatal Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) absorberá 146 funcionarios y nueve sucursales del también oficial venezolano Bandes, como parte de un proceso de este último por mejorar su deficitaria actividad en Uruguay, confirmaron hoy fuentes oficiales y sindicales.

En las negociaciones participan representantes de ambos Gobiernos y ya se llegó a un principio de acuerdo pero para concretarlo, la Administración del presidente José Mujica debe lograr la aprobación por parte del Parlamento de un proyecto de ley.

La gobernante coalición de izquierda Frente Amplio tiene mayoría tanto en el Senado como en Diputados por lo que se descuenta que la aprobación se alcanzará, aunque el trámite parlamentario demorará algunos meses, señalaron fuentes oficiales.

El Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela llegó a la plaza financiera uruguaya en 2006, pero desde entonces no ha logrado equilibrar sus números.

El pasaje del Bandes al Brou fue aprobado por los funcionarios del banco venezolano en una asamblea celebrada el pasado fin de semana, informó el presidente de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), Gustavo Pérez.

Como parte del acuerdo, 146 funcionarios del Bandes ingresarán al mayor banco uruguayo con calidad de funcionarios públicos, un salario por definir y reconocimiento de su antigüedad laboral, agregó.

En compensación, el Brou recibirá del banco venezolano nueve sucursales, siete de ellas ubicadas en el interior del país y dos en Montevideo, donde reside la mitad de los 3,3 millones de habitantes de Uruguay.

En las negociaciones se maneja la posibilidad de que el principal banco estatal uruguayo abra una sucursal en Caracas.

Una vez que se concrete el acuerdo el Bandes mantendrá 15 sucursales y unos 200 funcionarios.

El banco venezolano llegó a la plaza uruguaya tras la compra de la quebrada cooperativa financiera Cofac y en 2010 debió encarar, tras varias capitalizaciones del Gobierno del presidente Hugo Chávez, una primera reestructura bajando de 35 a 24 sus sucursales y reduciendo en 120 el número de sus funcionarios mediante retiro incentivado.

A pesar de ello los números rojos se mantuvieron y en 2012 las pérdidas llegaron a los 16 millones de dólares.

En los dos últimos años el Bandes prácticamente duplicó su operativa de créditos y depósitos en Uruguay, pero debido a los altos costes operativos aún no logró nivelar sus cuentas, señalaron fuentes bancarias.

Según datos del Banco Central del Uruguay (BCU), los activos del Bandes al pasado mes de enero ascendieron a 345 millones de dólares, con una caída de 5,4 % respecto al mes anterior y un volumen de negocios de 321 millones de dólares, que representa el 1,5 % de los negocios de la banca privada en el país. EFE