Tener VIH aumenta en 50% el riesgo de infarto

Estar infectado con el VIH, el virus que causa el sida, aumenta el riesgo de ataque al corazón en un 50%, según una encuesta realizada a más de 82.000 personas en Estados Unidos y publicada el lunes, que confirma investigaciones previas.

“En tres grupos etarios, la frecuencia media de infartos fue siempre mucho mayor en los individuos seropositivos en comparación con los que no estaban infectados con el VIH”, concluyen los autores de la investigación aparecida en la revista Archives of Internal Medicine, una publicación de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

El estudio, realizado entre 82.459 exmilitares, la mayoría hombres, indicó que entre las personas de 40 a 49 años, la tasa de infarto de miocardio fue del 2 por mil en pacientes con VIH, frente al 1,5 por mil entre los seronegativos.

En el grupo de edad de 50 a 59 años, la proporción era de 3,9 por mil contra 2,2 por mil entre los seronegativos. Para la franja etaria de 60 a 69 años, la proporción de infartos fue del 5 por mil, frente al 3,3 por mil en el grupo que no estaba infectado.

Teniendo en cuenta la existencia de otras enfermedades, el tabaquismo y el consumo de alcohol, así como otros factores de riesgo como la presión arterial alta y el colesterol, los individuos seropositivos del estudio tenían un riesgo 50% mayor que los seronegativos, concluyen los autores.

También destacan que el riesgo, aunque es un poco más bajo, se mantiene entre los seropositivos que logren reducir la carga viral del VIH a menos de 500 copias por mililitro de sangre – un nivel muy bajo – en comparación con los que no estaban infectados.

El estudio realizado por el doctor Matthew Freiberg, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania (este), siguió a los participantes durante casi seis años.

Varios estudios han demostrado que la activación crónica del sistema inmune por la infección del VIH antes de una terapia antirretroviral parecía entrañar un nivel alto de inflamación que acelerarían el envejecimiento y harían al organismo más vulnerable a las enfermedades relacionadas con la edad.

Un estudio publicado en JAMA en julio de 2012, reveló que los seropositivos tienen más del doble de probabilidades de tener un ataque al corazón o un derrame cerebral que el resto de la población, lo que puede estar relacionado con la inflamación de las arterias, de acuerdo con los autores de esa investigación.

AFP