Luis Manuel Aguana: Salida Electoral

Esa debiera ser la solución. De hecho, esa es la manera en que se cambian gobiernos en DEMOCRACIA. Sin embargo, muchos pensamos que en Venezuela no existe tal democracia, entre otras muchas razones, por el secuestro de la institución electoral por parte de una parcialidad política, la del gobierno.

No abundare aquí porque creemos que el CNE no cumple con los requisitos elementales para garantizarnos a todos los venezolanos unas Elecciones Autenticas. Eso ya lo hemos tocado muchos analistas de opinión política y expertos venezolanos en materia electoral, y lo seguiremos haciendo.

Pero por ahora lo que haremos aquí es analizar un aspecto que creo que no ha sido abordado, o al menos poco visto, por quienes hemos estudiado la problemática electoral. Y esto es qué pasa cuando se tapona la salida electoral.

Y con eso no quiero decir que al taponar la salida electoral no haya elecciones. No, no se trata de un juego de palabras. Pueden haberlas, pero controladas y con un resultado acordado, que es lo que está en este momento negociando la Franquicia Opositora con el gobierno luego del desenlace de esta suerte de Derecho de Nacer que empezó el 8 de Diciembre cuando el desaparecido Presidente ungió a su sucesor.

Cuando digo que se tapona la salida electoral, digo que se está bloqueando el derecho del pueblo a elegir sin intervención de nadie a sus legítimos gobernantes. Y cuando esto se hace con el consentimiento de quien se dice opositor, no hay nada que hacer. La salida esta taponada, bloqueada, obstruida.

¿Qué hacer? ¿Qué deben hacer quienes creemos en las salidas pacificas y políticas? ¿Seguir un camino electoral que sabemos con trampa? ¿Olvidarnos de eso, metiendo la cabeza en la tierra cual avestruz, dejándole al Creador el destino de este pueblo atribulado?

Nadie quiere hablar de los militares. Y es lógico que sea así. Es un tema sensible y más aún cuando las cosas no se encuentran bien en ese sector. Un grupo de venezolanos dirigimos una carta, en especial al sector militar, que denominamos “Manifiesto a la Sociedad Democrática Venezolana y a su Fuerza Armada Nacional” firmado por más de 5.200 venezolanos (ver Manifiesto en http://www.gopetition.com/petitions/manifiesto-a-la-sociedad-democr%C3%A1tica-venezolana-y-a-su.html). No es un llamado golpista. Es un llamado para que quienes tienen la responsabilidad constitucional de preservar la integridad de nuestra soberanía, el territorio y el Estado de Derecho lo hagan, porque a los ojos de todo el mundo esto no sucede así.

Algunos dirán que le estamos pidiendo un Golpe de Estado y no es así. Es un llamado de atención a que cumplan con su parte del trato. ¿Y cual es el trato? Que todos los beneficios que reciben los militares, que no recibimos nosotros, los demás mortales del sector civil, es por una sola razón: que nos defiendan y que defiendan la soberanía.

El militar es el único profesional que tiene su vida asegurada desde que comienza su carrera hasta que se retira a su casa después de 30 años. Es el único profesional que tiene el monopolio legal de la fuerza con armamento. Es el único profesional que no anda después de haberse graduado metiendo CV’s en todos lados para tener un trabajo digno y tiene todos los privilegios que les da su carrera con un retiro honroso por servir a su país.

Desde Subtenientes hasta Generales en Jefe, viven y tienen prebendas a costillas del presupuesto que nos pertenece a todos (salud, educación, vivienda, seguridad, etc, etc, etc.) por una sola razón: defendernos. Incluso durante el tiempo de su carrera militar tienen la oportunidad de viajar y hacer cursos fuera del país, graduándose incluso en carreras civiles, diferentes a las de las armas. Los vemos ingenieros, administradores, economistas. Todo eso porque son militares.

¿Y todo eso porque es? Porque nosotros como sociedad les damos la responsabilidad a ellos de la defensa del país y eso conlleva riesgos de vida. Se podría decir, exagerando, que sus vidas nos pertenecen. No es que la sociedad les de todos esos beneficios sin contraprestación. Ellos son los llamados a poner su sangre para defender el país cuando algo grave le ocurre a la nación. Es duro pero es así. Por eso la sociedad los mantiene y les damos todo lo que poseen. Pues bien los civiles ahora les exigimos nuestra parte del trato porque algo gravísimo está ocurriendo: NOS HA INVADIDO OTRO PAIS.

Pero exigir eso aterra a muchas personas y es comprensible. Prefieren el camino a ser engañados una y otra vez por el gobierno y por la oposición, que provocar una confrontación que pueda traer violencia entre los venezolanos. ¿Nos hallamos entonces en una trampa sin salida? No lo creo.

No creo necesario que la sangre tenga que ser derramada. Solo basta que la institución armada entienda el momento histórico y actúe en consecuencia como lo solicita el Manifiesto, dando un paso al frente y defendiendo a su país de la injerencia extranjera, restituyendo el Estado de Derecho. Eso es todo lo que solicitamos.

Ante el anuncio realizado finalmente del fallecimiento del Presidente de la República y el inminente llamado a elecciones, esta solicitud se hace perentoria. Ante la nueva violación del hilo constitucional perpetrado por el dúo castrocomunista de Maduro-Jaua el día de hoy al continuar Maduro como Presidente en funciones a contrapelo del Articulo 233 de la Constitución, con el único objeto de ser Candidato-Presidente con todo el ventajismo que le da el poder, los venezolanos debemos de nuevo alzar nuestra voz de protesta ante este nuevo atropello a nuestra Carta Magna.

Era previsible el anuncio que de un momento a otro se daría acerca del final esperado de la tragedia del Presidente de la República. Lo que no se esperaba, aunque previsible, era que Maduro diera un Golpe de Estado e insistiera en continuar la mamarrachada de la decisión del TSJ del 10E. Eso pone al país en una situación de inestabilidad política innecesaria solo transitable si se cumplen los pasos que se establecen en la Constitución para la sucesión del Presidente, incluyendo una convocatoria a elecciones.

Todos los venezolanos repudiamos el ventajismo de las elecciones del 7-O y del 16D. Ya Maduro dio el primer paso ventajista como candidato presidencial del chavismo sin Chávez, el mismo día del anuncio del fallecimiento de su máximo líder, al violar el Art. 233 y sin que la oposición “formal” dijera esta boca es mia.

Todos los venezolanos recordamos a estas Fuerzas Armadas, que se dicen chavistas, que fue el General Raúl Baduel quien regresó al desaparecido Presidente a sus funciones en abril del 2002 aduciendo que se restituía el hilo constitucional perdido. Pues bien, se extravió de nuevo el hilo. Queda de parte de la institucionalidad de las Fuerzas Armadas y de la sociedad venezolana en su conjunto, decidir si continuaremos por esa via de inestabilidad constitucional y política o si se encuentra el hilo constitucional otra vez, destapando la salida electoral.

Caracas, 6 de Marzo de 2013.

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana