Muere en Sudáfrica un fundador del “apartheid”

El excomandante y uno de los fundadores del temible “escuadrón de la muerte Vlakplaas” del régimen sudafricano del ‘apartheid’ Dirk Coetzee murió en Sudáfrica a causa de una insuficiencia renal, informó hoy la emisora de radio Eyewitness News.

EFE

Cotzee, de 67 años y que también padecía cáncer, estaba implicado en numerosas atrocidades cometidas bajo el Gobierno racista de la minoría blanca, que dirigió Sudáfrica durante más de 4 décadas y al que se puso fin en 1994.

Coetzee fue el primer alto cargo de la temible Policía secreta -conocida como “Vlakplaas” por el nombre de la granja cercana a Pretoria donde a principios de los 80 estableció su cuartel general- en confesar los asesinatos y abusos en los que participó.

En 1997 fue amnistiado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, una institución dedicada a examinar y difundir -sin espíritu de revancha- los horrores cometidos en la Sudáfrica racista entre 1960 y 1993.

El excomandante fallecido es responsable de las muertes en 1981 del activista y estudiante negro Sizwe Khondile y del abogado Griffiths Mxenge, ambos asesinados por la Policía secreta.

“La gente recordará la célebre descripción de Coetzee de cómo quemaron el cuerpo (de Khondile) mientras hacían una barbacoa al lado”, dijo citada por Eyewitness News la directora de la sección de Personas Desaparecidas de la Fiscalía sudafricana, Madeleine Fullard.

La “Vlakplaas” actuaba como un grupo paramilitar y llevaba a cabo secuestros, torturas y asesinatos contra los oponentes del Gobierno racista del Partido Nacional.

Sudáfrica abolió el régimen segregacionista del ‘apartheid’ en 1994, cuando todos sus ciudadanos con independencia del color de la piel pudieron votar en unas elecciones por primera vez.

Unánimemente reconocida, la transición democrática sudafricana ofreció el perdón a verdugos como Dirk Coetzee y permitió la convivencia pacífica en que viven hoy en el país todas las razas.