Cuenta de Chávez en Twitter queda huérfana con más de 4 millones de seguidores

La cuenta @chavezcandanga del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, ha quedado huérfana con más de 4 millones de seguidores, lo que le hizo el segundo gobernante más popular en el mundo en la red social Twitter, por detrás del estadounidense, Barack Obama.

(foto archivo)

La cuenta de Chávez, que hasta el momento no se ha cerrado, se convirtió desde que fue abierta el 27 de abril de 2010 en un instrumento más de comunicación oficial del presidente más mediático que haya tenido América Latina.

Los documentos en los que el presidente venezolano aprobaba partidas presupuestarias para diferentes programas de Gobierno contaban con un apartado en el que Chávez decidía sobre su publicación y en éste aparecía la opción de Twitter como un mecanismo más de información pública.

En Twitter, Chávez anunció decisiones gubernamentales, felicitó a colegas, deportistas y amigos y hasta lo convirtió en plataforma de información oficial sobre sus idas y venidas.

Jaleó a sus ministros mientras intervenían en la Asamblea Nacional para dar cuenta de sus gestiones; expresaba pesar por el fallecimiento de venezolanos notables y hasta festejaba victorias electorales de sus colegas y deportivas de selecciones de su país.

Pero Chávez creó con esa herramienta un nuevo concepto de comunicación oficial en Venezuela que fue seguida disciplinadamente por sus ministros y los políticos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Sin embargo, a Chávez nunca le convenció el nombre de su usuario. Así lo reconoció públicamente.

“A ver si relanzamos @chavezcandanga, se me ha ocurrido incluso cambiarle el nombre, renovar, siempre es bueno renovar”, dijo Chávez en enero de 2012 en televisión, ya en plena enfermedad.

“Ese nombre incluso, te lo voy a confesar, no se lo puse yo, y a mi no me gustó desde el primer día, pero ya estaba en la calle, ya estaba en el mundo”, señaló, en alusión a la iniciativa del entonces ministro de Interior, Tareck el Aissami, y del hoy presidente del Parlamento, Diosdado Cabello.

“Lo critiqué, dije ustedes no han debido hacer eso sin consultarme (…) bueno está bien (…) y empezamos con @chavezcandanga y mira van dos millones”, señaló.

“Pero yo ando buscando otro nombre”, insistió Chávez.

Nunca lo pudo cambiar, pero la cuenta en Twitter con el “candanga”, vocablo que en Venezuela se usa como “candela” o para referirse a alguien combativo y fuerte, creció sin parar.

Más allá de su impacto, terminó convirtiéndose en una inesperada herramienta para un Chávez mermado en sus facultades físicas.

@chavezcandanga se volvió una referencia durante los silencios de Chávez, y hasta medio por el que el presidente daba señales de vida en medio de los rumores.

También se volvió una plataforma oficial de comunicación a través de la que comentaba cuándo llegaba o partía de Cuba en sus múltiples viajes para someterse a los tratamientos médicos desde que en junio del 2011 le fue detectado un cáncer.

En Twitter, Chávez anunció el pasado 18 de febrero su regreso al país a las 2.30 de la mañana.

“Hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío!! Gracias Pueblo amado!! Aquí continuaremos el tratamiento”, dijo ese día.

También allí expresó sus agradecimientos a los líderes cubanos: “Gracias a Fidel, a Raúl y a toda Cuba!! Gracias a Venezuela por tanto amor!!!”.

Apenas quince días después Chávez fallecía a los 58 años, tras una lucha de 20 meses contra el cáncer.

Las últimas palabras que se le atribuyen públicamente quedaron en @chavezcandanga.

“Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!”, es la última línea escrita en la cuenta huérfana.EFE