Franco dice que Maduro no será un presidente “electo” sino “designado”

(Foto Reuters)

El presidente de Paraguay, Federico Franco, dijo que Nicolás Maduro, que jurará hoy como presidente encargado de Venezuela, no sea un funcionario “electo” sino “designado” por el fallecido Hugo Chávez.

A modo de “reflexión”, Franco mencionó que “aún en una Monarquía uno sabe quién es el que le va a suceder al rey, al rey le sucede el príncipe (…) En algunos países, como el caso de Venezuela, el presidente de la República es una persona que no fue electa, si no que fue designada por la voluntad, en este caso de una persona fallecida”.

“Ese tema va a ser un tema álgido en el momento en el que los presidentes del Mercosur tomen su determinación”, añadió el mandatario paraguayo en una rueda de prensa en Villarica (140 kilómetros al sureste de Asunción) retransmitida por la Radio Nacional.

Paraguay fue suspendido en el Mercosur el 29 de junio pasado en castigo por la destitución del presidente Fernando Lugo, al que sucedió Franco, que era su vicepresidente.

En la misma cumbre, celebrada en Mendoza (Argentina), los líderes de Argentina, Uruguay y Brasil aprobaron el ingreso de Venezuela al bloque regional, que el Legislativo paraguayo boicoteaba desde 2006.

El Ejecutivo de Franco considera “inválido” el ingreso venezolano sin la aprobación paraguaya.

Paraguay declaró a Maduro “persona non grata” el pasado julio, por su presunta “injerencia” durante la crisis por la destitución de Lugo, cuando el entonces canciller venezolano acudió a Asunción como miembro de una delegación mediadora de la Unasur.

Cuestionado sobre si, tras la muerte de Chávez, el Ejecutivo se plantea proponer al Legislativo un nuevo estudio del ingreso de Venezuela en el Mercosur o dejará la tarea al que asuma tras las elecciones del 21 de abril, Franco reiteró que Paraguay es “una república soberana, independiente”.

“Con esa misma convicción vamos a seguir planteando nuestra situación. Vamos a escuchar las propuestas que puedan existir siempre y cuando sean favorables y se ajusten a los principios de soberanía del pueblo paraguayo”, añadió.

Insistió en que su compromiso es “devolver la paz a la República del Paraguay y darle equilibrio a la nación, que sea respetada en el concierto de las naciones por su autodeterminación” y que no pretende “apearse” de esa posición.

“Lo que pueda ocurrir con el Mercosur se va a ver de aquí a poco”, abundó, antes de criticar la asunción de la Presidencia en Venezuela por parte de Maduro.

“Pero, aún así, nosotros mantenemos la posición de no intromisión en los asuntos internos”, manifestó.

Maduro, vicepresidente de Venezuela, jurará este viernes en una sesión especial como presidente encargado tras la muerte de Chávez, y convocará a elecciones, anunció hoy mismo el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello.

De Paraguay, sólo Lugo ha viajado a Venezuela para los funerales de Chávez. EFE