Gustavo Coronel: Carta abierta a la Cámara Petrolera de Venezuela

Cámara Petrolera de Venezuela

Señores:

Con tristeza y asco he leído su comunicado de pésame relacionado con la muerte de Hugo Chávez Frías en El Universal de hoy y en su página web. No me refiero a sus expresiones de condolencia a los familiares y allegados del difunto ex-presidente, las cuales son perfectamente normales. Me refiero a los considerandos en los cuales ustedes se refieren a “su amor por la patria”, a su promoción “de la participación e inclusión de todos los venezolanos”, a “su liderazgo comprometido con el país y promotor de la integración de los pueblos latinoamericanos”.

Quizás estas generosas y hasta melosas consideraciones puedan ser creídas por extranjeros quienes nunca supieron lo que pasaba en Venezuela durante todos estos años de mandato autocrático por parte del Sr. Chávez, años de siembra de odios, de exclusión de la clase media, de abandono de la Comunidad Andina de Naciones, de las intrigas en Mercosur y en la OEA, de la creación de ALBA como herramienta ideológica, de la alineación del régimen con los países forajidos del planeta y con grupos terroristas, desde las FARC hasta la ETA y el Hezbollah. Pudieran ser creídas, repit, por quienes nunca supieron sobre el desprecio y la humillación que el finado utilize sistematicamente, con lenguaje cloacal, contra sus adversarios politicos, o de la entrega indebida e illegal de petróleo a Cuba, o de las injusticias y los abusos de poder cometidos por el sátrapa, o de la inmensa corupción imperante en la industria petrolera que ustedes deben conocer bien. O que nunca supieron quien fue Franklyn Brito, quienes son la jueza Afiuni, o Peña Esclusa o los comisarios que languidecen en prisión. Repito, esos extranjeros pueden ser engañados, pero no los venezolanos. Ustedes han podido ser discretos y civilizados en su expresion de pésame pero han preferido una sumisa e injustificada adulación, algo que no se veía en Venezuela desde la época de J.V. Gómez, ya que ni en la etapa dictatorial de Marcos Pérez Jiménez asistimos a tanta falta de decoro.

No pude mantenerme en silencio ante lo que considero una postura abyecta por parte de la Cámara de la Industria Petrolera, una industria a la cual siento aun pertenecer. Me apena doblemente, porque no he visto nada más censurable que este comunicado de ustedes de ninguna otra organización del sector privado venezolano.

Gustavo Coronel

Geólogo Petrolero, CIV #3901