Las largas colas de esta madrugada para despedir a Chávez (Fotos)

Aun bajo el frío de la madrugada, cientos de miles de personas seguían este viernes esperando su turno para ver el cuerpo del fallecido presidente Hugo Chavez, cuyo cuerpo yace en la sede de la Academia militar en Caracas, reseña Afp.

Por doquier, las filas de gente serpentean indiferentes a la basura acumulada en dos días de peregrinaje popular para llegar ante el féretro de Chávez y rendirle su último tributo.

“No importa las horas que esperemos, pero aquí vamos a estar hasta que lo veamos”, dice Luis Herrera, tocado con la boina roja que popularizó el exmandatario venezolano.

Herrera, un chófer de 49 años de edad, llegó de una barriada caraqueña al final de la tarde del jueves y para medianoche aún estaba muy lejos de entrar al recinto donde se encuentran expuestos los restos del expresidente, fallecido el martes pasado tras una larga batalla contra el cáncer.

Sus ojos se humedecen al pensar en lo que hará cuando lo vea: “rezaré un padrenuestro para que Dios lo reciba con los brazos abiertos”, dijo.

Jugar cartas, cantar y gritar consignas en honor al presidente: todo es válido para soportar las largas horas de espera para llegar hasta la capilla ardiente.

De pronto, el grito “¡Yo soy Chávez!” estalla en la voz de un grupo de manifestantes y se riega como la pólvora entre el resto de la gente que aguarda en las filas.

Vendedores ambulantes recorrían la zona comerciando afiches, banderas y fotos de Chávez.

A sus 65 años, Aura Hernández llevaba más de diez horas de espera en la cola, pero no renuncia a su deseo de ofrecer su último homenaje al expresidente venezolano.

“Me duele todo, pero para allá voy”, dice decidida Hernández, una costurera que más que por las dos máquinas de coser que tiene, le agradece a Chávez por “la libertad y la independencia” que afirma le brindó durante sus años de gobierno.

Narda Barrios, de 33 años y miembro de las milicias creadas por Chávez para defender su proceso revolucionario, le advierte al vicepresidente Nicolás Maduro que “se porte bien con el pueblo, porque sino el pueblo lo va a castigar. Le pasaremos factura”, dijo esta mujer, que viste un atuendo militar y lleva su rostro pintado con los colores de la bandera venezolana.

Maduro será juramentado como presidente este viernes a las 23H30 GMT, según informó el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Diosdado Cabello. Maduro deberá realizar “el llamado a elecciones cuando corresponda, de acuerdo con la Constitución, en los siguientes 30 días”, precisó el legislador.

Chávez dejó establecido que Maduro, de 50 años, sea su sucesor y que asuma la presidencia temporal mientras se convocan a elecciones, en las que además será el candidato oficialista.

“Chávez libró 16 batallas pero el pueblo va a ganar la 17 en su honra”, afirma confiada Carolina Arellano, al opinar sobre las nuevas elecciones que se avecinan para designar al sustituto del presidente fallecido.

Arellano, con una camisa roja que luce estampada en su frente parte del rostro de Chávez, llegó a Caracas proveniente de Maracay (norte), y ya soportaba con estoicismo más de 10 horas en la fila de espera para acceder al lugar donde se encuentra el catafalco con los restos del líder venezolano.

Policías y militares consultados por la AFP aún no sabían que iba a suceder con las miles de personas que aguardan en las filas para homenajear al presidente fallecido, cuyas exequias oficiales se realizarán este viernes a las 15H30 GMT ante la presencia de decenas de presidentes, jefes de Estado y de gobierno y representantes de varios países del mundo.

Pero Maduro anunció que el cuerpo de Chávez será embalsamado y reposará luego en un museo de Caracas que sirvió de cuartel general durante su fallido golpe de Estado en 1992.

“El cuerpo del presidente Chávez será embalsamado como Ho Chi Minh, Lenin y Mao”, dijo Maduro, precisando que de esta forma el pueblo podrá “tenerlo para siempre”.

Chávez permanecerá en el “Cuartel de la Montaña” mientras “llega el momento de dar otros pasos que el pueblo ha pedido”, en referencia al clamor de sus seguidores para que sea sepultado en el Panteón Nacional, junto al histórico libertador Simón Bolívar, explicó Maduro.