Técnicas utilizadas para embalsamar a otros líderes (FOTOS)

En esta foto del 20 de diciembre de 2011, difundida por la Agencia Central Coreana de Noticias, aparece el cadáver de Kim Jong Il, el líder norcoreamo muerto el 17 de ese mes. Kim figura entre los líderes mundiales cuyos cadáveres embalsamados se han expuesto en forma permanente (AP Foto/Korean Central News Agency via Korea News Service)

El cadáver del presidente venezolano Hugo Chávez será embalsamado para ser expuesto al público como ocurrió con otros líderes políticos, como Lenin, Kim II-Sung o Mao, aunque no será el primero en Latinoamérica, donde también fueron embalsamados los cuerpos de Evita y del General Perón.

En Moscú está el laboratorio encargado de la conservación del cuerpo de Vladimir Lenin, fallecido en 1924, y que desde entonces ha estado expuesto en un mausoleo en la Plaza Roja, hasta el pasado mes de diciembre, cuando el edificio donde se encuentra fue cerrado por reformas.

El lugar ha sido durante años uno de los centros de mayor interés turístico de Moscú.

Los rusos tienen el mayor reconocimiento y tradición a la hora de embalsamar a sus muertos mediante una técnica por la que se vacía la sangre, se extraen los órganos y se deja el cadáver en un líquido que permite conservarle durante mucho tiempo.

El Instituto ruso de Plantas Medicinales y Aromáticas guarda la fórmula aplicada a Lenín y otros líderes políticos como Josef Stalin, fallecido en 1953, que fue embalsamado y exhibido junto al de Lenin.

Sin embargo, ocho años después, los restos de Stalin fueron trasladados a una tumba junto al Kremlin.

A estos se suman el dirigente comunista búlgaro Gueorgui Dimitrov (1948), el checoslovaco Klement Gottwald (1953), el vietnamita Ho Chi Minh (1969), el angoleño Agostino Neto (1979), o el presidente de Guyana Forbes Burnham (1985).

El presidente de Corea del Norte Kim II-Sung, que murió en 1994, fue embalsamado también por especialistas rusos y sus restos reposan en un mausoleo en el palacio de Kumsusan, junto a los de su hijo y sucesor Kim Jong II (2011), uno de los últimos en sumarse a la lista.

Otro ejemplo es el del líder chino Mao Tse Tung, fallecido en 1976, y que también fue embalsamado y permanece en un mausoleo en la Plaza de Tiananmen (Pekín).

En Argentina, fue embalsamado el general Juan Domingo Perón y con anterioridad, su mujer Evita. Tras su muerte en 1974, el cadáver de Juan Domingo Perón fue embalsamado y colocado en un cofre en el panteón de su familia en el Cementerio de la Chacarita.

En julio de 1952 falleció Eva Perón y fue el especialista español Pedro Ara el encargado del tratamiento para la conservación de su cuerpo para siempre. Su cadáver fue velado por miles de personas durante dos semanas.

El cadáver del expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez permaneció embalsamado en una funeraria de Miami desde su muerte el 25 de diciembre de 2010, hasta el 4 de octubre de 2011, fecha en la que fue trasladado a Venezuela y donde fue enterrado dos días después, tras un largo litigio entre su primera esposa, Blanca Rodríguez, y su compañera sentimental, Cecilia Matos.

El especialista francés Jean Monceau, prestigioso tanatopractor, conocido como “técnico de la muerte” ha trabajado sobre más de 22.000 cadáveres a los que ha retocado y arreglado.

En su lista de personajes famosos embalsamados están la princesa Diana de Gales, fallecida en 1997, la actriz Bette Davis (1989), el modisto Guy Laroche (1989), el bailarín Rudolph Nureyev (1993) y el oceanógrafo Jacques Cousteau. EFE

En esta foto del 16 de abril de 1997 aparece el cuerpo embalsamado de Vladimir Lenin en Moscú. Lenin figuró entre los líderes mundiales cuyos cadáveres embalsamados se han expuesto en forma permanente (AP Foto/Sergei Karpukhin, archivo)

En esta foto sin fecha, comandantes y combatientes del Ejército de Liberación Popular rinden honores ante el cadáver de Mao Tse Tung en China. Mao figuró entre los líderes mundiales cuyos cadáveres fueron embalsamados y expuestos en forma permanente (AP foto)