Cardenal Turkson es esperanza africana al papado

Publicado en: Actualidad, Internacionales

A menudo visto como la conciencia social de la Iglesia católica, el ghanés Peter Turkson es considerado por muchos como el cardenal africano con más posibilidades de ser elegido papa.

El prelado de 64 años, que encabeza la oficina de paz y justicia en el Vaticano, jugó un papel vital para evitar la violencia en Ghana luego de unas elecciones muy disputadas. Turkson ha batallado activamente contra la pobreza en Africa, pero ha decepcionado a muchos por adherirse a la posición conservadora de la Iglesia contra el uso del condón en medio de una epidemia de sida en el continente.

(foto AP)

La reputación de Turkson como hombre de paz recibió un duro golpe recientemente cuando mostró un video intensamente antiislámico, algo que ahora se considera dañó sus perspectivas de ser elegido papa. Algunos observadores dicen que dichas posibilidades se hundieron aún más cuando Turkson violó un tabú de que los cardenales no deben pronunciar en público su interés por el puesto, luego de que le dijo a The Associated Press el día después de que Benedicto XVI anunciara su renuncia que él aspira al cargo “si Dios lo quiere”.

Las especulaciones sobre la posibilidad de que haya un papa proveniente del tercer mundo han existido durante años, a medida que el crecimiento de la Iglesia se ha desplazado hacia el sur del planeta. Entre 1978 y el 2007 el número de católicos en Africa aumentó de 55 millones a 146 millones. América Latina tiene 40% de los católicos en el mundo. En contraste, las comunidades de esta religión en Europa declinan.

En el 2009, Benedicto XVI llamó a Africa “un inmenso pulmón espiritual” para la humanidad, y ha mostrado una atención especial hacia el continente al nombrar un mayor porcentaje de cardenales africanos que sus predecesores. Viajó a Camerún y Angola en el 2009, así como a Benín en el 2011, cuando tenía 84 años. Además, mostró su aprecio por Turkson al asignarlo a varios puestos de autoridad.

Turkson tiene orígenes humildes como hijo de un carpintero y una vendedora de verduras en el pueblo minero de Wassa Nsuta, en el occidente de Ghana. Ascendió rápidamente en la Iglesia. Tras asistir al Seminario Regional de San Pedro en Ghana, Turkson obtuvo dos maestrías en teología y divinidad en 1974 en el Seminario de Saint Anthony-on-Hudson en Nueva York. El papa Juan Pablo II lo nombró arzobispo de Cabo Corso, en Ghana, en 1992, y le hizo cardenal en el 2003.

Es conocido entre amigos y colegas como un intelectual y un “servidor humilde de Dios” realista, que ora varias veces al día. En su tiempo libre le gusta correr, tocar guitarra y cantar. Habla inglés, italiano, portugués, hebreo y griego.

Turkson es “bastante intelectual, completo; un buen sacerdote”, dijo el actual arzobispo de Cabo Corso, Mattias Kobena Nketsiah, que conoce a Turkson desde hace más de 30 años.

Otro prelado ghanés también habló sobre la humilde dedicación de Turkson.

“Me sorprendió el aura santidad que tiene”, dijo Emmanuel Abbey-Quaye, importante figura de la Conferencia de Obispos de Ghana, al que Turkson ordenó sacerdote en el 2005. “Se pasaba muchas horas rezando cada noche y cada mañana”.

Uno de los mayores logros de Turkson es el papel de pacificador que desempeñó tras las elecciones en Ghana en el 2008, donde la nación usualmente pacífica estuvo al borde de la violencia.

“Estuvimos al borde del desastre, porque el margen entre el ganador y el perdedor era muy pequeño y la gente no estaba lista para aceptar la derrota”, recuerda Abbey-Quaye. “Como presidente del consejo de justicia y paz, todo el mundo tenía los ojos puestos en él”.

Turkson se reunió con funcionarios electorales y partidos políticos “para difundir un mensaje de paz”, dijo Abbey-Quaye. “No hizo ruido. Lo hizo todo tras bambalinas. Salvó a todo el país”.

El arzobispo Nketsiah dice que como pontífice, Turkson sería conservador. “No puedes esperar que él sea el papa liberal que la gente está esperando”, dijo.

Abbey-Quaye concuerda, especialmente en asuntos como la ordenación de mujeres sacerdotes y el uso del condón. “No se desviaría tan lejos de la tradición”, dijo.

Las posibilidades de que Turkson sea elegido papa han sido obstaculizadas por algunas de sus propias acciones.

El año pasado, causó un revuelo durante una reunión de los obispos del mundo cuando presentó un video alarmista sobre los avances del islam en Europa y otras partes del mundo. Turkson se disculpó, pero algunos dicen que ese error puso fin a sus esperanzas de ser papa.

Sus declaraciones el día después de la renuncia de Benedicto XVI — en las que dijo que había llegado la hora para un papa proveniente del mundo en desarrollo — fueron otro error. En el Vaticano existe un viejo dicho: “Quien entra al cónclave como papa, sale como cardenal”.

En tanto, en Ghana, la comunidad católica ha adoptado una actitud de espera, dice Abbey-Quaye. “Nuestra reacción es que estamos aguardando en oración”.

“No estamos demasiado preocupados por tener a alguien de un continente en especial ni de un color de piel en particular”, dijo. “Pero puedo decir que, si es elegido, sería un enorme honor para nosotros como Iglesia y para Africa”. AP

, , ,

Comments are closed.