Miles de húngaros protestaron por nuevas enmiendas a la Constitución

Más de 4.000 húngaros protestaron el sábado, atendiendo el llamado de una docena de ONG, ante el Parlamento en Budapest contra nuevas enmiendas a la Constitución que consideran contrarias a las libertades individuales.

El Parlamento, donde el gobernante partido conservador Fidesz posee una mayoría de las dos terceras partes, debe adoptar el lunes una cuarta enmienda a la nueva Constitución, la cual entró en vigencia hace un poco más de un año.

La manifestación, que se llevó a cabo en calma, fue organizada por más de una docena de ONG, entre ellas Amnistía Internacional, la Comisión de Helsinki y la Asociación para los Derechos Humanos. “¡La Constitución no es un juego!”, podía leerse en numerosos afiches.

“Si la cuarta enmienda es adoptada, eso significará el fin de la autonomía de las universidades, la obligación de los jóvenes graduados becarios de trabajar en Hungría después del fin de los estudios, la persecución a los indocumentados y sin domicilio fijo, la exclusión de la definición de familia de las parejas que viven en concubinato, sin niños o del mismo sexo”, estimaron los organizadores en su convocatoria. AFP