Cardenal español afirma que no importa de donde sea el papa, Dios sabe todos los idiomas

FOTO REUTERS/Alessandro Bianchi

El cardenal de Sevilla (sur de España), Carlos Amigo Vallejo, dijo hoy que la Iglesia “no debe repetir sus errores, pero tampoco exagerarlos”, que el papa no es un “tecnócrata”, sino un pastor, y que da igual de donde provenga el próximo, “ya que Dios entiende todos los idiomas y conoce todos los colores de las caras”.

Amigo Vallejo, uno de los 115 cardenales electores que a partir del 12 de marzo participará en el cónclave del que saldrá el sucesor de Benedicto XVI, hizo estas manifestaciones en la misa que ofició en la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, de Roma, de la que es titular.

Numerosos cardenales oficiaron hoy misa en las iglesias romanas que tienen asignadas, que simbolizan la participación de los purpurados en el cuidado de la Ciudad Eterna, de la que el papa es obispo.

El purpurado de Sevilla imploró al Espíritu Santo y la oración de los fieles para que los cardenales electores “sepan elegir” el Pontífice que necesita a Iglesia, “que será el que quiera el Espíritu Santo”.

“El papa no es un maravilloso tecnócrata. Es un pastor”, afirmó el franciscano Amigo, de 79 años, que agregó que la Iglesia siempre ha tenido dificultades y “tantísimos problemas”, pero que siempre estará guiada por Dios, que “jamás dejará de sostenerla con sus brazos.

Amigo Vallejo dijo también que la Iglesia “no debe repetir los errores” en los que ha caído muchas veces, “pero tampoco exagerarlos” y que no puede estar “apiadándose” de si misma.

“La credibilidad de la Iglesia llega por las personas”, subrayó el cardenal, que aseguró que a pesar de la secularización que recorre el mundo “la Iglesia no está en retirada y tienes deseo de renovación”.

Asimismo destacó que la Iglesia “no se reinventa” en cada pontificado.

Concluida la misa y a preguntas de Efe sobre el perfil que tiene que tener el próximo papa, Amigo Vallejo dijo que “Dios entiende todos los idiomas y conoce todos los colores de las caras”, por lo que la procedencia del pontífice no tiene importancia, “será el que Dios quiera”.

Sobre estos días de congregaciones de cardenales preparatorias del cónclave, Amigo afirmó que ser elector del nuevo papa supone “una gran responsabilidad” y que entre los cardenales hay “una enorme paz, sabemos que Dios está con nosotros, nos acompaña y esto es una señal del Espíritu Santo”.

“No hay ningún tipo de angustia, sino una gran serenidad, paz y el deseo de buscar aquella persona que puede servir mejor a la Iglesia”, destacó.

Sobre si espera un cónclave corto o largo, dijo que eso no se puede prever.

También explicó que estos días de reuniones han permitido conocerse mejor y que además les fueron facilitadas amplias biografías de los purpurados.

Amigo Vallejo subrayó que la gran misión de la Iglesia es la evangelización.

Al igual que Amigo Vallejo, también oficiaron hoy misa en Roma el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que lo hizo la iglesia de San Dámaso, de la que es titular, y el de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, que lo hizo en la de San Sebastián. EFE