Peña Nieto cumple cien días en el poder comprometido con transformar a México

EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, cumplió hoy cien días en el poder comprometido con impulsar cambios de fondo y reformas estructurales en el país, una de las cuales, la educativa, ya se ha concretado.

“Cada decisión tomada, cada acción emprendida, responde al gran objetivo que nos planteamos desde el primer día: transformar a México”, dijo Peña Nieto en un acto conmemorativo de los primeros tres meses de su mandato celebrado en el Palacio Nacional de Ciudad de México.

Ante empresarios, líderes políticos y miembros de las más importantes instituciones del país y acompañado por su esposa, Angélica Rivera, el presidente Peña Nieto agradeció a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), y a los otros dos grandes en la oposición, que se han sumado al esfuerzo del Pacto por México.

“Hago un público reconocimiento a los partidos que participan dentro de él, el Partido Acción Nacional (PAN), el PRI y al de la Revolución Democrática (PRD), que junto con el Gobierno de la República se han comprometido con los cambios que necesita el país”, indicó.

Este acuerdo fue suscrito el 2 de diciembre pasado y contiene las líneas maestras de reforma que requiere el país, con una enorme desigualdad y retos mayúsculos como el combate a la inseguridad y a la pobreza.

Las cinco metas de Peña Nieto, que hoy repitió, son lograr un México en paz, incluyente, con educación de calidad, prosperidad y que sea un actor importante en el entorno global.

“No venimos solo a administrar sino realmente a transformar” a México, insistió Peña Nieto, quien recordó que su compromiso es “ejercer una Presidencia democrática” que construya “acuerdos y consensos” con las demás fuerzas políticas del país.

Uno de ellos se concretó el pasado 25 de febrero, cuando fue promulgada la reforma educativa, que crea un servicio profesional docente y un sistema nacional de evaluación, y que avalaron los principales partidos de México en el Congreso varias semanas antes.

En su intervención, Peña Nieto no mencionó a la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, uno de los golpes de efecto de sus cien días en el cargo pues fue arrestada bajo cargos de crimen organizado el pasado 26 de febrero.

En relación con la inseguridad, Peña Nieto dijo que ha puesto en marcha una nueva política de Estado en materia de seguridad y justicia que cuenta con un Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia que busca “reducir” los factores de riesgo que propician el delito.

Indicó que ha impulsado la promulgación de la Ley General de Víctimas, que buscará acotar la impunidad con el impulso a un Código Único de Procedimientos Penales y a otra ley general en la materia, y que continuarán los esfuerzos de transformación institucional que afectan a las policías del país y al sistema de justicia.

En la agenda económica, Peña Nieto señaló que se buscará “un crecimiento económico elevado y sostenido” que permita crear empleo lo que se hará con “estabilidad macroeconómica” y “orden en las finanzas públicas”, que se ha concretado en un déficit presupuestal cero en 2013.

México está considerado una economía emergente pero desde hace tiempo necesita una profunda modernización, especialmente en materia energética y fiscal, para afianzar su crecimiento, del 3,9 % en 2012 y 2011.

Además en materia de Administración, explicó que se está trabajando “en una estricta política de austeridad en toda la Administración federal” para que hayan más recursos para obras públicas.

Adelantó que se busca una Ley Nacional de Responsabilidad Hacendaria y Deuda Pública para “prevenir el endeudamiento excesivo de algunas autoridades” y a la vez “mejorar las condiciones” de financiación para aquellas administraciones saneadas.

“Tan importante como asegurar la estabilidad macro es activar el crecimiento económico del país. El reto de México es crecer a partir del incremento en su productividad”, abundó.

Por último, Peña Nieto prometió que “la intensidad de este inicio no será pasajera” sino que el de los primeros cien días de su Administración será “el ritmo de trabajo que mantendrá este Gobierno”.

Ayer el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador comentó a propósito de los cien días, que lamenta que Peña Nieto esté planeando aumentar el IVA en el país y dijo que lo único que había en su Gobierno “es puro circo, pura campaña mediática”.

“Este Peña es un personaje escenográfico, es un muñeco”, sostuvo ante la prensa, y descalificó por considerarle alguien manipulado por el expresidente de México Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Peña Nieto llegó al poder el pasado 1 de diciembre tras dos mandatos consecutivos del conservador Partido Acción Nacional (PAN) que encabezaron Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012) y alegando que lo hacía al frente de un PRI renovado. EFE