SIP duda del equilibrio informativo en la campaña para las elecciones del 14A

Foto: Archivo

Representantes de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ponen en duda que el candidato de la oposición goce de las mismas condiciones y acceso a los medios que el sucesor de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, en la campaña para las elecciones presidenciales de Venezuela del 14 de abril.

“Lo deseable es que fuera una competencia democrática, sana, limpia, justa, libre, sin amenazas contra medios y candidato. Pero el panorama está muy revuelto en Venezuela”, dijo a la AFP Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, en el marco de la reunión de medio año que celebra esta organización en Puebla (centro de México).

El periodista uruguayo recuerda el antecedente de las elecciones presidenciales del 7 de octubre, en las que Hugo Chávez venció a Henrique Capriles, para justificar su pesimismo respecto a la próxima campaña.

“La competencia entre Chávez y Capriles fue en absoluta desventaja. El candidato oficialista dispuso de todos los medios del Estado, de todo el dinero del Estado. Y en esta que viene estoy seguro al 99% de que será igual”, sostuvo Paolillo.

Capriles, gobernador del estado de Miranda, anunciará este domingo si será de nuevo candidato de la oposición para enfrentar en las urnas a Maduro, el presidente encargado y delfín de Chávez.

“Me parecería interesante que Venezuela pueda enfrentar esta elecciones en forma libre y no con la manipulación de un gobierno en el cual el presidente encargado es al mismo tiempo candidato”, apuntó Jaime Mantilla, presidente de la SIP, entidad con sede en Miami y compuesta por más de 1.300 publicaciones de América.

Para Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional de Venezuela, conviene esperar al inicio de la campaña para saber si hay cambios en las reglas de juego electoral bajo un gobierno de Maduro.

“En qué medida funcionará este gigantesco duelo (por la muerte de Chávez) como instrumento electoral, no lo sabemos. En qué medida las reglas del juego del Consejo Electoral, que son parcializadas, tramposas, desiguales para la oposición, van a seguir en estos 30 días, tampoco lo sabemos”, declaró Otero a la AFP.

El empresario de medios venezolano reconoce que no hubo actos de censura en los homenajes a Chávez de esta semana y destaca el respeto que ha mantenido la prensa crítica en estos días difíciles para buena parte del país.

“Todos los medios, incluso los críticos, han tenido una actitud muy seria, muy de acuerdo al duelo que vive el chavismo en Venezuela (…) Hay un consenso nacional de que es un duelo muy importante para los venezolanos”, recalcó.

Otero no responsabiliza al gobierno de varias agresiones contra reporteros denunciadas la noche de la muerte de Chávez.

“Son seguidores de Chávez violentos, ese sector no cambiará en una situación como esta. Pero no es una política oficial agredir periodistas en este momento”, aseguró.

En su informe preliminar sobre la situación de la libertad de expresión en Venezuela, la SIP criticó el “hermetismo y la manipulación informativa por parte del gobierno” sobre la salud de Chávez durante toda su enfermedad.

La SIP también retomó las denuncias de la oposición sobre amenazas a los medios independientes y el exceso de propaganda del gobierno, además de la impunidad de los ataques a periodistas.

“En Venezuela hasta ahora hay más de 1.200 denuncias de violencia contra los medios, se dio el cierre de Radio Caracas Televisión, el cierre de 47 estaciones de radio y la espada de Damocles contra Globovisión en 2015″, cuando vence su licencia de transmisión, enumeró Otero.

El director El Nacional es escéptico respecto a que en una eventual presidencia de Maduro modifique este panorama, que considera como toda una “arquitectura legal para silenciar a los medios independientes y lograr la autocensura generalizada” en la prensa.

“El cambio con Maduro como presidente está por verse. Él no tiene el mismo liderazgo que tenía Chávez y el discurso hasta ahora ha sido muy violento, muy antagónico y de continuación del de Chávez”, dijo Otero, que, en cambio, vio una señal esperanzadora en el reconocimiento que hizo el candidato oficialista al discurso de duelo de Capriles. AFP