Orlando Viera-Blanco: Que descanse en paz…

Y Murió Hugo Chavez Frías. Una muerte que como estilaba, él mismo alcanzó anticipar. Lo que no pudo prever fue un desenlace muy prolongado empeñado en mantener su esperanza de vida. La realidad derrotó la propaganda y con ello se potenció el dolor y la frustración de un pueblo que lo hacía inmortal. Esto comporta un desencuentro emocional del chavismo, no con Chávez, sino con aquellos que tenían la responsabilidad de hablarle claro a sus fieles. Hoy el pueblo no internaliza la partida de su ultimo guerrero, por lo que un colectivo de memoria corta y sentimientos cruzados, ya estaría ‘evaluando’ la orden que en vida, dio Hugo Chavez: “voten por Nicolás Maduro”. Hoy le preguntan a Maduro Y por qué murió, por que el señor se lo llevo? Y Maduro aun no sabe, noresponde…

Un gobierno precedido por el ex-canciller viene con patas cortas. No por causa de una oposición implacable o por una conjura del PSUV. El PSUV no esta unido sino en posición de batalla. Pero es un gobierno que ya no cuenta con su verdadero y único líder y a quien sus feligreses le concedían una personalisima paciencia producto de su condición providencial. Los militares también tiene ‘sus cuentas en el tintero’. Una institución esencialmente nacionalista, cerrada y gendarme, dudo seguirá fielmente las órdenes de un civil guiado por Cuba. La cadena de errores que cometió el gobierno en la transición, pasará factura. El primer gazapo fue el golpe a la CN, que convierte al VP en Presidente. No estamos hablando de una interpretación jurídica para decidir quien representa a Venezuela en un partido de domino. Hablamos de un hecho grave e inédito en nuestra historia contemporánea, como es la muerte de un mandatario en ejercicio de sus funciones. Y ello no tolera interpretaciones caprichosas del orden de suceder. Revertir las reglas previstas en la carta magna, es ponerse una bomba de tiempo en los pies. Maduro debió irse a las duchas para ser candidato o seguir siendo VP, sin poder aspirar. Yo le diría al VP Maduro, recuerde que fue propio Chavez quien avizoró un militar en caso de ausencia absoluta. Por ello estaba Cabello como presidente de la AN…mientras se iba a las urnas electorales.

Lo otro es el manejo de una crisis de diez cabezas: inflación, devaluación, escasez, deuda pública (interna, externa y China); PDVSA, criminalidad, radicales, promesas no cumplidas (los sin techos sobretodo) y en fin, caos. El breve gobierno de Maduro ha apelado a la amenaza, la ofensa, el sable y al perdigón para reprimir a propios y adversarios. Otro potaje que genera hemorragias incontenibles, porque la opresión y el terror en tiempos de frustración afectiva y crisis económica, lo que trae es rebeldía, ingobernabilidad y desobediencia. Una ruta donde el Presidente Chavez se dio licencia para transitar pero en la que Maduro no pasa el examen, ni practico, ni teórico…A estos escenarios de vacío de poder y confusión emocional, se le suma el factor Castro. Un establishment al que no pertenece ni comulga un amplio sector del chavismo, comenzando por el militar que encabeza Diosdado Cabello et all…Ausente Chavez se desvanecen muchos mitos que solo él en vida supo darle épica. Y los Castros se convierten en una carga ideológica y económica fútil, a quienes se les fue la voz. Era Chavez quien personificaba el guión del ‘buen soldado revolucionario’ el redentor de los necesitados. Quien lo suple, no calza esa talla.

La violencia pinta venir del chavismo radical que Maduro azuza…Como apunta Vargas Llosa, tampoco creo en un chavismo sin Chavez. Era él quien le ponía coto a la euforia lacerante y refriega de sus ‘milicianos’. Era a él a quien obedecían fielmente. Como doblego Lina Ron. Como ordenó a Luis enterrar su lista Tascon. Como llamó al desarme a las FARC o a la cordura a los colectivos. Chavez supo salir de sus propios laberintos. Pero no pudo anticiparlo todo. Como militar dejó a un sucesor, pero como ser humano, equivoca, y pone un inexperto. Maduro quiere ser Chavez, pero no lo es, por lo que su muerte es su drama. Que Maduro-sin millaje, piel, ni boina-trate de sustituir la imagen y presencia política de Hugo Chavez, dándole viabilidad y vida a un proceso cívico-militar que demanda una singular fuerza carismatica, simbología, preparacion estrategica, trabajo y versatilidad, luce impensable. Chavez guste o no, logro descifrar su camino. Para Maduro sera muy duro. No es militar.

A la oposición me toca decirle algo corto: Ir a elecciones sin condiciones justas es reincidir en un suicidio político de daños irreparables Plantar cara al CNE es tarea impostergable. Capriles tiene el sagrado deber de incorporar dos elementos vitales a su discurso político. Un proyecto-país liberal, civilista y democrático, alejado de la verborrea clientelar; ajeno al militarismo y al control de PDVSA. Y un desafío abierto al CNE, exigiendo imparcialidad. [Al tiempo de escribir estas lineas, recién escucho la alocución de Capriles]…Capriles deja sin efecto mis dudas. El muchacho se ha convertido en un hombre de vocación estadista. Ha hablado con frontalidad, sin tapujos, ni atajos. Puso al gobierno en entredicho y aterriza a Maduro, llamándole repetidamente por su nombre (cosa que nunca hizo con Chavez. Capriles ha llamado a una lucha sin tregua y sin cuartel. A cuestionado al Ministro de la Defensa sin miedo y sin que le tiemble la voz, y ha convocado a todos a emprender una cruzada ciudadana por la democracia, antecedido de un humilde perdón.

Capriles habéis escuchado y os habéis bajado a niveles donde el pueblo, se la piensa por ti. A Capriles, a quien he criticado sus debilidades y gazapos, mis respetos y mi reconocimiento. Ha demostrado alma del buen político: el que se repiensa y se reinventa continuamente, el que sabe oír y sobretodo, el que no teme a pedir perdón con humildad. Hoy muchos aletargados se paran de sus poltronas, y muchos aturdidos por la duda y por el espectacular movimiento propagandístico oficial entorno a la muerte del Presidente Chavez, salen de su frustración y dan un paso al frente, hacia el rescate de la Venezuela en paz y pluralista que todos anhelamos.

Tiempos bizarros que serán la antesala de una nueva, libre, pacífica y próspera Venezuela.

Por lo pronto presidente Chávez, ruego que su cuerpo y alma descansen en paz.

[email protected]

@ovierablanco