Consigue un vientre plano con ejercicios de pilates

Consigue un vientre plano y muy sexy en casa. Solo necesitas ropa cómoda, una colchoneta y muchas ganas de trabajar. Un abdomen fuerte te ayudará a mejorar la postura y una cintura bien definida te proporcionará unas curvas muy sensuales para poder lucir el bikini como nadie. Si tienes ganas de trabajar tus abdominales, realiza esta tabla de ejercicios inspirados en el Pilates para conseguir una figura diez.

El rollo arriba

Ampliar foto
Presume de vientre plano y sexy este verano

Empieza tumbándote con la espalda completamente estirada contra el suelo. Estira bien las piernas en el suelo y mantenlas firmes. La punta de los dedos debe estar paralela al suelo, nunca apuntando al techo. Estira los brazos sobre tu cabeza y prepárate para comenzar con el ejercicio. Aprieta bien los abdominales para subir lentamente hasta arriba y quedarte completamente sentada. La espalda tiene que subir redondeada, como si la elevases vértebra a vértebra, y los brazos describirán un semicírculo sobre tu cabeza para terminar paralelos a tus piernas.

Si realizar el ejercicio con las piernas estiradas es demasiado para ti, ayúdate apoyando las plantas de los pies en el suelo y subiendo despacio recorriendo la parte anterior de tus muslos con las manos para mantener mejor el equilibrio. Las respiraciones en este ejercicio son muy sencillas, coge aire cuando bajes y suéltalo cuando subas. Repite este ejercicio 10 veces.

La extensión de piernas

Continúa tumbada boca arriba. Primero recoge tus piernas flexionadas sobre tu pecho para relajar la zona tras el ejercicio anterior. Desde esa posición, coloca las piernas en un ángulo de 90º, o en la posición de la mesa. Contrae los abdominales, elevando el pecho levemente y estirando los brazos, con las palmas mirando hacia abajo. Mientras mantienes el vientre bien apretado, estira una pierna sin tocar el suelo y recógela de nuevo a la posición inicial, y luego realiza el mismo movimiento con la otra. Las piernas deben quedar bien estiradas, con las puntas de los dedos mirando siempre hacia delante.

Si tienes problemas de cervicales, apoya la cabeza en el suelo y coloca tus manos debajo de tu trasero. No trabajarás los abdominales superiores, pero es mejor que no te hagas daño en la espalda al realizar ningún ejercicio. Realiza 10 extensiones con cada pierna, cuando las completes, estira las dos piernas juntas y mantenlas en el aire durante 5 segundos. Descansa recogiendo las piernas contra el pecho de nuevo.

Ampliar foto
Abdominales para principiantes: consigue un vientre plano
La pelota

Para hacer este ejercicio tienes que rodar como una pelota sobre tu espalda. Partiendo de la posición de descanso, tumbada con las piernas flexionadas recogidas sobre el pecho, cruza los tobillos, agarra una de tus muñecas con la mano contraria, asegurando con tus rodillas y mantén la barbilla pegada al pecho. ¡Ya estás lista para empezar este ejercicio tan divertido! Mantén tu espalda redondeada y balancéate sobre ella de manera controlada. Túmbate y vuelve a sentarte sobre tu trasero sin apoyar las piernas en ningún momento. ¡Tienes que mantener el equilibrio!

Si quieres subir un poco la dificultad, en lugar de rodear con tus brazos tus rodillas, cruza tus brazos agarrando tus tibias, de manera que las rodillas queden más pegadas a tu cuerpo. Haz 15 repeticiones de este movimiento.

Giro de piernas

Ampliar foto
Gira las piernas a un lado para trabajar la cintura

Con toda la espalda bien apoyada en el suelo, eleva de nuevo las piernas y colócalas en una posición de 90º. Estira los brazos en cruz, perfectamente alineados y con las palmas apretando contra el suelo. Mantén la cabeza relajada en todo momento. Manteniendo la espalda bien pegada al suelo, lleva las piernas a la derecha de tu cuerpo, sin que las rodillas toquen el suelo y muévelas de nuevo hacia el otro lado. Con este ejercicio trabajarás tu cintura y tus caderas, además de tus abdominales, para conseguir un vientre sexy. Haz 10 giros, pero esto no se queda aquí. Ahora tendrás que estirar las piernas completamente hacia arriba y realizar otros 4 giros. ¡Ya estás lista para volver a la posición de descanso otra vez!

Realiza esta tabla 3 veces por semana para conseguir unos abdominales fuertes y definidos. No debe dolerte la espalda en ningún momento. Si es así, consulta con tu médico los mejores ejercicios para trabajar por un vientre plano sin hacerte daño en la columna o en la zona lumbar. ¿Preparada para lucir un vientre plano sexy?