Más de 1.600 hectáreas afectadas por incendios en el Henri Pittier

Foto: Archivo

Más de 1.600 hectáreas han sido consumidas por los incendios de vegetación en el Parque Nacional Henri Pittier desde noviembre de 2012 hasta la fecha, informó el secretario de Seguridad Ciudadana, general de brigada Erlig Rojas. AVN

El último incendio registrado en este parque se inició el domingo 3 de febrero en las adyacencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV), núcleo Aragua, y se propagó hacia la parte alta de la montaña, por la acumulación de material vegetal que permite que los incendios se expandan rápidamente.

Personal de los organismos de prevención y bomberos voluntarios llevan más de ocho días en el combate del incendio. Este lunes lograron confinar el incendio en los alrededores de la quebrada Guamita y aún continua en la fila La Serranía.

Rojas indicó que se ha hecho la descarga aérea de más de 340.000 litros de agua para sofocar el fuego en las zonas afectadas, además del combate cuerpo a cuerpo que realiza el personal y voluntarios en el Parque Henri Pittier.

Desde el Coliseo Rafael Bolívar, en el municipio Mario Briceño Iragorry, coordinan las acciones de la operación para el combate aéreo de incendios ejecutada por un helicóptero Súper Puma del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales N.10 de la Aviación Militar Bolivariana y el helicóptero Tigre 1 de la Policía de Aragua.

El director estadal de Protección Civil, Salvador Basile, explicó que más de 700 hectáreas han sido afectadas por este incendio en el Henri Pittier en los últimos días, en su mayoría ha sido consumida vegetación de sabana que se acumuló en los últimos dos años por las lluvias que se intensificaron en 2011 y 2012.

En estos últimos ocho días se han presentando a diario hasta tres incendios forestales de gran magnitud en el parque nacional, lo que ha obligado a las autoridades a activar frentes de combate en diferentes zonas.

Entre las medidas implementadas se decidió el fin de semana activar la supervisión permanente de las carreteras de Ocumare de la Costa y Choroní para evitar que personas irresponsable prendan fuego en el Parque Nacional Henri Pittier.