Matan a joven de 19 años para quitarle el celular

Foto Archivo

El pasado domingo, el reloj marcaba las 7:00 de la noche, cuando Jhon Alex Gil (19) decidió salir de casa de su abuela, ubicada en la carrera 2 con calle 15 del sector Caja de Agua, en El Tocuyo, para encontrarse con algunos amigos. No habían pasado 20 minutos, cuando en la zona se oyeron varias detonaciones de arma de fuego. Instantes después, el joven se desplomaba a sólo una cuadra de la morada de su familia. Así lo reseñó el diario El Impulso.

Durante la mañana de ayer, parientes de la víctima, se acercaron a la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda en Barquisimeto, para retirar el cuerpo. Allí revelaron que Gil trabajaba desde hacía algún tiempo en el central azucarero Pío Tamayo, en la capital del municipio Morán.

Según relató su madre, Migdalia Pineda, el muchacho fue hallado aún con vida como a las 7:30 de la noche, e inmediatamente lo trasladaron, con la ayuda de varios vecinos, al Hospital Egidio Montesinos, a donde lamentablemente arribó sin signos vitales. Finalmente, el cuerpo fue llevado a la medicatura forense del Hcamp, donde fue recibido cerca de las 11:40 de la noche. Por otra parte, la progenitora del ultimado confirmó que ella no se encontraba en casa al momento de lo ocurrido y que un amigo de su hijo le notificó vía telefónica acerca del hecho. Comentó, además, que su hijo era el mayor y tenía dos hermanas menores, y que no estaba cursando estudios debido a su empleo. Tampoco se le conocía pareja, ni tenía hijos.

Por otra parte, fue posible conversar con Yurimar Silva, prima del occiso, quien informó que ella y la abuela del joven sí se encontraban en casa cuando tuvo lugar el incidente.

Aseguró que Gil era una persona muy tranquila y trabajadora, y que su madre afirmaba que le habían disparado para quitarle el teléfono celular que cargaba. “La razón por la cual él vivía en casa de mi abuela, es que mi tía es quien cuida de ella. A mi primo no le conocíamos ningún enemigo”, acotó.

La joven también comentó que en El Tocuyo parece que no hay ley. “Los delincuentes hacen y deshacen a su voluntad. Exigimos mayor presencia policial de inmediato”, destacó.